Carlos Larraín: “Desbordes tenía un plan personal del que yo no sabía”

El expresidente de Renovación Nacional reacciona a la salida del senador Francisco Chahuán de la carrera presidencial y el congelamiento de su militancia: "Sería una lástima que resolviera irse", dijo, junto con reclamar que, a su juicio, Mario Desbordes posee un plan personal por sobre el partido.

Antes formaban una dupla que jugaba de memoria. Pero las cosas entre Mario Desbordes y Carlos Larraín se quebraron hace tiempo. Y hoy, un día antes del Consejo General de Renovación Nacional, cuyos aprontes vaticinan que el exministro de Defensa sería proclamado como candidato presidencial del partido, Larraín acusa que ahora se da cuenta que siempre hubo un afán personal por parte de quien fuera su persona de mayor confianza mientras fue presidente del colectivo.

“Mario llegó al partido un día para decirme que se iba a vivir a Ecuador porque estaba sin trabajo”, cuenta Larraín. “Yo lo había conocido como dirigente en un distrito en San Bernardo y me parecía un hombre inteligente. Entró a trabajar en el partido a raíz de esa conversación y, poco a poco, por sus condiciones, llegó el momento en que lo pude proponer como Secretario General. Y mientras lo fue, trabajó bien. Y después, cuando llegó don Cristián Monckeberg armaron entre los dos una collera que se traduce en eso de que yo te ayudo hoy día y tú me ayudas mañana. Y esa collera nos sigue arrastrando a estas situaciones forzadas en las que nos encontramos hoy día. Mario Desbordes tenía un plan personal del que yo no sabía. Hay muchos planes personales en RN, porque tienen que llenar un currículo o un CV, como dicen los siúticos. Y resulta ser que la política es cierto que va de a caballo en personas, pero la política sin un esquema de lo que se cree bueno para el país, simplemente no sirve para nada”.

Larraín era un férreo impulsor de la carrera presidencial de Francisco Chahuán, quien justamente en esta jornada -y desde el Palacio de La Moneda- anunció que no sigue en carrera. El senador además anunció el congelamiento de su militancia, lo que en términos prácticos, se traduce en que deja de participar en las instancias partidarias. “Francisco Chahuán ha tenido una carrera muy destacada en Renovación Nacional. En la última elección senatorial -dice Larraín- obtuvo la cuarta parte de todos los votos emitidos, a punta de trabajo. Le quedan cinco años como senador, y creo que tiene mucho futuro en Renovación Nacional que se vería muy empobrecida si él se llegara a retirar. Yo esperaría que no fuera así, pero claro, los que están manipulando el partido tienen que tomar nota de que Francisco está pensándoselo y que sería una lástima que resolviera irse”.

Al mismo tiempo, el otrora presidente de RN cree que existe una máquina que comanda Desbordes y que incluye a Cristián Monckeberg, y que se utilizan los cargos internos en RN y los que RN promovió en el Estado, para presionar y exigir apoyos. “Hay un grupo de empleados en el partido que están trabajando para los que lo dirigen y no están trabajando para el partido. Eso es un síntoma. El otro síntoma es que se le consiguió trabajo en reparticiones fiscales a varias personas y a esas personas se les exige lealtad para quienes les obtuvieron ese trabajo. Y eso es muy malo para la vida de un partido”, dice Larraín.

También agrega que un síntoma de ello es el nombramiento del nuevo secretario general: “Acaban de nombrar a José Miguel Arellano como secretario general de RN. Él es alcalde, es un activo en una comuna. Ese hombre va a reventar, porque los dos cargos son muy exigentes. ¿Por qué lo nombraron? Porque es muy dependiente de Cristián Monckeberg”, afirma.

¿Sobre si perdió influencia en RN luego de escribir una carta que pocos han tomando en cuenta? Larraín dice que no lo cree porque su carta fue escuchada. Y que tampoco se siente usado por Desbordes. “No me siento usado, yo serví a mi partido, por soy de los pocos que creen en los partido. Trabajé lealmente por este ente que se llama Renovación Nacional al cual le tengo mucho cariño. Y creo que la carta sí tuvo un efecto, yo no puedo medir influencia pero creo que la carta ha sido tonada en cuenta, eso es innegable”, asegura.

Comentarios