AGENCIA EFE

Japón confirma dos nuevas muertes tras terrible alud en Atami: Ya van nueve fallecidos

Atami fue una de las localidades más castigadas por las precipitaciones torrenciales récord que afectaron a Japón durante el pasado fin de semana.

El alud de barro que arrasó el municipio de Atami (al sudoeste de Tokio) a raíz de las lluvias torrenciales del pasado sábado ya suma 9 muertos, según el último balance ofrecido hoy jueves por las autoridades locales, que también continúan buscando a 22 personas en paradero desconocido.

Entre estas 22 personas podrían haber quienes ya no residan en el área y no lo hayan notificado de forma oficial, por lo que el balance real de desaparecidos debido al desastre podría variar de forma significativa, según explicó el Gobierno de la prefectura de Shizuoka, donde se ubica Atami.

Según consigna La Tercera, Yuta Hara, portavoz de la gestión de catástrofes en Atami, declaró a la AFP, que “Hoy (jueves), se ha confirmado la muerte de otras dos personas y el número de decesos suma un total de nueve”, agregando que el paradero de otras 22 personas aún se desconoce.

Atami fue una de las localidades más castigadas por las precipitaciones torrenciales récord que afectaron el pasado fin de semana al archipiélago japonés, que se encuentra inmerso en su temporada estival de lluvias.

Además de los destrozos en la localidad, las lluvias dejaron inundaciones en diferentes puntos del centro y el sudoeste de Japón que causaron daños en numerosas viviendas, bloquearon carreteras, provocaron interrupciones en el suministro eléctrico y llevaron a la evacuación de miles de personas.

En imágenes filmadas por ciudadanos y distribuidas por las redes sociales, se pudo ver cómo un gigantesco alud de barro se llevó por delante edificios enteros, automóviles y parte del tendido eléctrico y de la calzada de la mencionada ciudad, un popular destino turístico conocido por sus “onsen” o baños termales japoneses.

El Gobierno central mantiene un gabinete de crisis desde el día del incidente en el que se está valorando si la crisis “podría ser más grave” de lo inicialmente previsto y en el que seguirán analizando la evolución de las situación, dijo el ministro portavoz del Ejecutivo, Katsunobu Kato.

El desprendimiento de tierra que tuvo lugar en Atami durante el pasado fin de semana, provocó desbordamientos de ríos, inundaciones y corrimientos de tierra en las zonas más castigadas, desastres que, según los expertos, son cada vez más habituales en el archipiélago nipón durante su temporada estival de lluvias debido a los efectos del cambio climático.

Comentarios