Agencia Uno (Imagen Referencial)

“Fono Copete”: Carabinero de Quilpué es investigado por venta de alcohol en pleno toque de queda

Carabineros se encuentra haciendo una investigación en contra de un uniformado de la Tenencia El Belloto, en Quilpué, por estar vinculado a una presunta red de venta clandestina de alcohol.

Este miércoles se informó que un carabinero perteneciente a la Tenencia El Belloto, en Quilpué, fue denunciado por mantener una presunta red de venta de alcohol en toque de queda.

El pasado 16 de junio, la denuncia fue ingresada como reclamo en la Oficina de Información, Reclamos y Sugerencias (OIRS) de la institución, donde se informó que “el efectivo mantenía una red de venta clandestina de alcohol que operaba en toque de queda bajo el sistema delivery“, según informó BioBioChile.

Desde el medio indican, además, que “el documento apunta a que el acusado utilizaba sus permisos laborales para poder llevar a cabo su negocio“.

Pero esta acusación no sería todo, pues el carabinero involucrado habría participado en varias detenciones y fiscalizaciones por violar el artículo 318, por incumplimiento de las medidas sanitarias que se han adoptado por la pandemia, misma causa por la que es investigado actualmente.

El prefecto de Marga Marga, el coronel Rodrigo Ortiz, señaló al citado medio, que se está llevando a cabo una investigación administrativa para establecer la veracidad de los hechos o desmentir la situación.

“Nosotros logramos establecer la comisión de un delito, también nosotros como institución y como funcionarios públicos estamos obligados a dar las cuentas respectivas, en este caso al Ministerio Público”, aseguró.

Esta venta clandestina de alcohol era ofrecida a través de un sitio web y publicitadas en redes sociales bajo el nombre de “Fono Copete Belloto”, donde las bebidas eran entregadas por delivery, donde, aseguran, ” muchas veces habría sido el mismo efectivo policial quien realizaba las entregas”.

Según explica BioBioChile, el reclamo también explicaba que el acusado compraba los bebestibles en un local mayorista de Villa Alemana, donde compraba y pagaba mediante transferencias bancarias, mientras que las compras eran retiradas por un tercero.

Comentarios