El ex árbitro y ahora alcalde de Coihueco, Carlos Chandía se estable y con bajo riesgo vital, según informó la Mutual de Seguridad.

Agencia Uno

Tras grave accidente vehicular: lo último que se supo sobre la evolución del estado de salud de Carlos Chandía

El Director Médico del Hospital Clínico, Alerto Hayden, declara en el escrito que "a la fecha, en su 18° día de hospitalización, el señor Chandía se encuentra estable, con bajo riesgo vital, en fases avanzadas de desconexión de la ventilación mecánica".

Tras haber tenido un grave accidente vehicular el pasado 15 de julio, este martes se informó que el ex árbitro y actual alcalde de Coihueco, Carlos Chandía, se encuentra estable y con bajo riesgo vital.

Así lo informó la Municipalidad de Coihueco a través de su cuenta de Twitter, donde también publicaron el Parte Médico de la Mutual de Seguridad, donde explican que el edil estaría pronto a ser desconectado del ventilador mecánico.

El Director Médico del Hospital Clínico, Alerto Hayden, declara en el escrito que “a la fecha, en su 18° día de hospitalización, el señor Chandía se encuentra estable, con bajo riesgo vital, en fases avanzadas de desconexión de la ventilación mecánica“.

Agregando que “se están utilizando protocolos de neuroprotección y rehabilitación de su condición neurológica actual, con la intención de que sus secuelas sean las menores posibles“.

Para finalizar el texto, el doctor indica que “se prevé un periodo de rehabilitación prolongado, dada la gravedad de sus lesiones“.

Tras haber sufrido el accidente, Carlos Chandía fue atendido, en primera instancia, en el Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán, para ser trasladado, el sábado 17 de julio, a la Mutual de Seguridad, en Santiago.

Tras el suceso, el subdirector médico del Hospital, Antonio Salinas, detalló en una conversación con T13 que Chandía “tuvo un accidente de alto impacto que le provocó un traumatismo encefalocraneano (TEC) grave“.

El actual edil de Coihueco, quien hace poco inició su tercer periodo en la Municipalidad, se mantuvo en un coma inducido durante algunos días luego de haberle hecho una “intervención oportuna y rápida del drenaje de la lesión pulmonar fue lo que le salvó la vida”, según comentó Antonio Salas, subdirector del Hospital Clínico Herminda Martín de Chillán.

Comentarios