Chile materializó, este lunes, la producción de la primera molécula de hidrógeno verde, que servirá como fuente de energía para descarbonizar la industria minera.

Captura de pantalla

Por primera vez en la historia: Chile producirá una molécula de hidrógeno verde para minería

El desarrollo del hidrógeno verde forma parte de un plan del Gobierno, que se ha comprometido a reducir a cero sus emisiones netas de carbono para 2050 y a cerrar todas las centrales eléctricas a carbón para 2040.

Este lunes, Sebastián Piñera informó que el país producirá la primera molécula de hidrógeno verde para minería, que servirá como fuente de energía para descarbonizar la potente industria minera y podría convertirse en un producto de exportación insigne.

“Este pequeño avance representa una gigantesca oportunidad para nuestro país, que tiene un gigantesco potencial para transformarse en líder en materia de eficiencia y bajos costos en la producción de hidrógeno verde”, afirmó Piñera.

En una planta de la minera inglesa Anglo American, al sur de la RM, se habilitó la primera estación de hidrógeno verde del país, que este lunes sirvió para proveer de energía a un vehículo minero.

El objetivo inicial, agregó el mandatario, será utilizarlo dentro del país para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero: como fuente energética para la minería, la principal industrial del país, que emite 5,4 millones de toneladas de CO2 anuales; para electrificar el transporte público, y para abastecer a los hogares.

Asimismo, el país busca convertirlo en uno de sus principales productos de exportación junto con el cobre, “pudiendo suponer ingresos por valor de más de 30.000 millones de dólares al año”, cercano a lo que se exporta del metal rojo.

“Esto nos permitirá ubicarnos entre los tres países de mayor capacidad de exportación del mundo de hidrógeno verde“, insistió.

Según los expertos, la ventajosa posición geográfica del país, así como las condiciones climatológicas y la competitiva producción de energía solar y eólica, necesaria para obtener el hidrógeno verde, sitúan a Chile como una posible potencia exportadora de esta molécula energética.

El hidrógeno verde, el que se obtiene utilizando energías limpias, es conocido como “el combustible del futuro“, es una potente fuente de energía que podría llegar a sustituir a los combustibles fósiles y su uso solo libera vapor de agua.

Hasta ahora no se ha utilizado masivamente por su costosa producción, que consiste en aislar sus átomos a través de un proceso llamado electrólisis, sin embargo cada vez son más los países que están tratando de abaratar los procesos.

El objetivo de Chile es reducir su valor a 1,5 dólares por kilo antes de 2030, lo que lo convertiría en el más barato del mundo, detalló Piñera, algo que había augurado la Agencia Internacional de Energía en 2020.

El desarrollo del hidrógeno verde forma parte de un plan del Gobierno, que se ha comprometido a reducir a cero sus emisiones netas de carbono para 2050 y a cerrar todas las centrales eléctricas a carbón para 2040.


VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios