La Orejona, trofeo de la Champions League

Agencia Uno

Hinchas en llamas: el fenómeno de los NFTs llega a la Champions League

De esta manera los fanáticos del fútbol podrán coleccionar momentos memorables en vídeo de las principales competiciones del balompié.

La empresa de coleccionables Topps, con base en Nueva York y Londres, será la encargada de explotar los NFTs (token no fungibles) de la UEFA a partir del próximo año, por lo que se podrán coleccionar momentos memorables en vídeo de sus principales competiciones, sobre todo la ‘Champions League’.

El responsable de marketing de Topps para España y Portugal, Antonio Alvarado, asegura que la empresa, dedicada a la venta de coleccionables desde la década de 1950, ha prorrogado el acuerdo de los derechos de cromos de las competiciones UEFA para los próximo seis años.

En dicho acuerdo también se han incluido los derechos de los NFTs, ya que “esto está siendo un fenómeno y todo el mundo está empezando a comprar los NFTs”.

La clave del boom, argumenta Alvarado, es que “hasta ahora, nadie garantizaba la propiedad de los token virtuales, pero en NFTs sí se garantiza toda la cadena de blockchain. Y al ser digital, independientemente de que la empresa quiebre o no, sigue siendo tuyo, es un valor del que lo ha comprado”.

En los últimos meses, algunas competiciones de fútbol europeas se han ido posicionando sobre las NTFs e, incluso, han alcanzado acuerdos de cesión de derechos.

Sin embargo, en La Liga de Campeones, en la Liga Europa y en la Liga Conferencia están los mejores futbolistas, argumenta Alvarado, motivo por el que Topps tiene “unas previsiones muy, muy altas” en cuanto al negocio que pondrá en marcha a partir del próximo año.

NEGOCIACIÓN CON UEFA Y CON CLUBES

De momento, Topps ya se ha hecho con los derechos de los NFTs de la UEFA y ahora está inmersa en un segundo proceso de negociación de esos derechos con cada uno de los clubes que participa en las competiciones europeas.

La adquisición de derechos se traduce en ‘royalties’ y en cantidades fijas. “Una vez que tengamos estos derechos con cada uno de los clubes, lanzaremos el producto de los NFTs de la Liga de Campeones sobre una plataforma que está desarrollando Topps para gestionar todos los NFTs”, ha explicado.

Este es un paso importante para poner en valor el producto, ya que, incluso, en función de las condiciones de la venta, hay cadenas en las que el primer vendedor sigue recibiendo todavía pagos o comisiones de esa venta de NFTs a un tercero.

MLB, BUNDESLIGA y FÓRMULA 1

La primera experiencia de Topps en el sector de los NFTs tuvo lugar este año, justo antes de verano, cuando lanzaron los token no tangibles de la MLB de béisbol americano.

Fue un éxito que se confirmó el primer día, ya que la colección con algunos de los momentos más singulares de la MLB lanzada de forma virtual supuso unas ventas de “casi un millón” de euros en las primeras veinticuatro horas.

En Europa, el primer lanzamiento de NFTs por parte de Topps tendrá lugar antes de finales de año. Serán los NFTs de la Bundesliga, competición con la que esta empresa trabaja desde hace años, ya que tiene los derechos de los cromos tradicionales de fútbol.

El siguiente paso, los NFTs de la competición de motor más prestigiosa, la Fórmula 1. Alvarado explica que el año pasado Topps se hizo con los derechos de la F1 para la venta de cromos y cartas (físicas) y ahora está en proceso de negociación para obtener los derechos de sus NFTs.

52 PAÍSES Y 17 IDIOMAS

Topps es en uno de los líderes de los coleccionables de cromos y cartas, está implantada en 52 países y sus cromos y cartas de las competiciones UEFA se comercializan en 17 idiomas.

Incluso, algunos sobres coleccionables incluyen trozos de camisetas y firmas originales de los futbolistas, “algo muy americano”, reconoce Antonio Alvarado.

En relación a estos coleccionables físicos de la UEFA, el mayor volumen de negocio lo generan en Estados Unidos, Europa, Emiratos Árabes o Asia con la venta anual de alrededor de 40 millones de sobres de cromos y 20 millones de sobres de cartas.

CROMOS DE TOPPS DESDE 1950

Topps inició su actividad en Estados Unidos, con base en Nueva York, en el año 1945 y, en un principio, se dedicó al negocio de los chicles y golosinas.

En el año 1947 decidieron introducir unas tiras cómicas de béisbol y, posteriormente, lanzaron los primeros cromos, que los metían en las golosinas.

En la década de 1950 Topps inventa el concepto de la “trading card” (cartas coleccionables) y fue adquirida por el Grupo Tornante, liderado por Michael Eisner, antiguo presidente de Disney.

Su sede central europea está Reino Unido y también tiene oficinas en Alemania, Japón, Italia (logística) y países de latinoamérica.

VOLVER AL HOME

Comentarios