Foto: Netflix

“Es un desastre cósmico”: La crítica internacional no tuvo piedad con la adaptación de Cowboy Bebop de Netflix

La crítica especializada estadounidense barrió con la producción de Netflix inspirada en la obra maestra del animé, Cowboy Bebop.

La nueva adaptación en acción real de Cowboy Bebop, inspirada en la obra maestra del anime que hizo Shinichiro Watanabe para los estudios Sunrise, estará disponible en la plataforma de Netflix este viernes 19 de noviembre.

Sin embargo, la crítica especializada estadounidense ya tiene su veredicto y no es positivo. Por ejemplo, Angie Han de The Hollywood Reporter parte su texto preguntándose: “¿Cuál es el punto de adaptar Cowboy Bebop en live action?”. 

“Esa es la pregunta que me encontré haciendo una y otra vez durante las aproximadamente 10 horas de la nueva serie de Netflix, y algo que llegué a sospechar es que sus creadores habían pasado muy poco tiempo preguntándose eso antes de dar el paso”, añade.

La especialista asegura que hay muy pocas cosas de la serie “que se sientan lo suficientemente frescas como para exigir atención o lo suficientemente resistentes como para prometer comodidad. Su visión de un futuro arruinado no parece nada más que una luciérnaga de imitación”.

Una visión similar tiene David Ehrlich de IndieWire, quien califica la adaptación como “un desastre cósmico”, asegura que la cinematografía es “plana e incolora” y que el ambiente es “tan inexistente que sería difícil recordar que se supone es Cowboy Bebop”.

El crítico va al fondo del problema y subraya que esta nueva serie “es el producto de una cultura que exhuma el ayer porque se ha quedado sin ideas frescas para el mañana, y su visión del futuro es tan estéril y sin inspiración que a menudo se siente como nada más que una visión barata de la vida de vigilia que todos”.

William Bibbiani de The Wrap apunta que la producción de Netflix “no logra capturar la magia del original”, e incluso se siente como “remakes sueltos de las historias originales del anime sobre ecoterroristas, payasos asesinos asesinos y perros secuestrados”. 

“Si te estás preguntando cómo convirtieron episodios de anime de media hora en episodios de acción en vivo de una hora, la respuesta incluye tramas secundarias acolchadas, cambios arbitrarios en la trama y, lo más importante, bromas. Montones, montones, montones de tediosas bromas de Whedonesque”, enfatiza en referencia al popular blog de Joss Whedon.

Por su parte, Roxana Hadadi de Vulture reflexiona que “las adaptaciones son siempre un asunto complicado: imitar estrictamente el material original y ser acusado de falta de creatividad; alejarse demasiado de lo que se percibe como el alma, los ritmos o la vibra del original, y ser acusado de no captar el sentido”.

Sin embargo, puntualiza que en este caso los fanáticos del anime original “podrían preguntarse si la sensación más loca de la adaptación y las traiciones perpetuas traicionan la sensación de abatimiento y hastío de su predecesora, y su conciencia de que a veces el tipo más genial de la habitación también es el más solitario”.

“A medida que avanza la temporada, Cowboy Bebop se convierte en una mezcla desequilibrada de innovaciones exitosas y experimentos tediosos”, añade.

Finalmente, Kambole Campbell de Empire asegura que la serie de Netflix “se contenta principalmente con ser un homenaje a Cowboy Bebop y nada más. Las raíces del material de origen, que se encuentran en el blaxploitation y la new wave francesa, fueron dejadas en el camino para algo más rutinario”.

¿Cuál es el punto? Parece hecho para personas que ya han visto el programa original, pero ahora con una paleta estilística más limitada”, añade.

A pesar de la crítica, el especialista también rescata las actuaciones de Mustafa Shakir, John Cho y Daniella Pineda en los papeles de Jet, Spike y Faye. Sin embargo, sentencia que sus interpretaciones quedan “subsumidas por una recreación cansada y textual del espectáculo original”.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios