Agencia UNO

El fenómeno Parisi: cómo se explica y quién se queda con sus votos en segunda vuelta

El candidato del Partido de la Gente se instaló como la tercera preferencia presidencial. The Clinic analizó el fenómeno con dos expertos, quienes deslizaron algunas hipótesis sobre el rumbo que tomarán sus electores en el balotaje.

Si bien algunas encuestas lo posicionaban como un candidato competitivo, había que verlo para creerlo. Franco Parisi, el abanderado del Partido de la Gente, consolidó un apoyo que bordea el 13% de los votos y se consolidó en el tercer lugar de la elección presidencial.

El economista resultó ser todo un fenómeno electoral. Hizo una campaña digitada desde Estados Unidos y anclada en las redes sociales. Ni siquiera tuvo la necesidad de asistir a sufragar ni de pisar el país durante todo este período.

Felipe Vergara, doctor en Comunicación, analista político y académico de la U. Andrés Bello, explica que estamos asistiendo ante un cambio de paradigma. “Si el teletrabajo llegó para quedarse; el tele-elector también”, asegura.

“Habitualmente, las redes sociales no eran sinónimo de votos, pero evidentemente en las últimas elecciones se ha estrechado esta relación. Parisi apostó a eso, hizo una campaña por redes impecable, proponiendo lo que la gente quería escuchar (…) Les habló de pensiones, salud, economía en simple, propuestas educacionales acorde a su historia y la gente confió en esas propuestas, y eso se tradujo en votos”, detalla.

En términos de marketing político, Vergara destaca que la apuesta de Parisi ganó en efectividad al “segmentar a sus públicos”, apostando por las regiones y los sectores populares. De hecho, en la Región de Antofagasta fue primera mayoría y un puñado de los candidatos del PDG tienen altas posibilidades de entrar al parlamento.

“Con eso jugó por muchos meses. Recordemos que él empezó hace bastante tiempo, donde fue reforzando y fidelizando a sus electores. Hablando en lenguaje de marketing, él hizo una microsegmentación muy exitosa. En chileno, vendió humo y el 13% se lo compró”, concluye.

¿Quién se queda con los votos de Parisi?

Tomás Duval, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades de la U. Autónoma, enumera varios factores que podrían hacer más “competitiva” y “polarizada” la segunda vuelta. Sin embargo, adelanta que José Antonio Kast corre con mayor ventaja.

A su juicio, si bien el nexo entre el líder del Partido Republicano y Franco Parisi es “complejo”, hay al menos dos caminos donde podrían coincidir: la dureza con las migraciones y el modelo económico.

En las elecciones presidenciales del 2013, Franco Parisi obtuvo 666.015 votos (10.11%) en primera vuelta. De acuerdo a un estudio realizado por el cientista político, Mauricio Morales, en las comunas donde el economista tuvo mejor desempeño, el crecimiento de Evelyn Matthei en la segunda vuelta fue más significativo, pasando del 25.03% al 37.83%. Se estima que cerca de un 70% de los sufragios por el líder del Partido de la Gente finalmente desembocaron en la candidatura de Chile Vamos.

Tomás Duval duda de que el fenómeno ahora sea similar y desliza que ese 13% del electorado probablemente no votará de manera íntegra por el abanderado del Frente Social Cristiano, porque “muchos de ellos no se sentirán motivados” y opten por abstenerse.

Por otro lado, el analista apunta que el vínculo entre Gabriel Boric y el electorado de Parisi “se ve más difícil”. La carta de Apruebo Dignidad “tiene un acercamiento más natural con la centro izquierda, con los votos de Provoste, donde sí puede tener una penetración importante. Pero con Parisi tengo dudas, el electorado de Parisi no está en la lógica de Boric”.

En un ejercicio de aritmética simple, si Kast logra quedarse con los votos de Sichel y Parisi, su triunfo en el balotaje sería inminente. Duval va más allá y asegura que los resultados tuvieron un “efecto devastador” sobre la candidatura de Boric. “El proyecto transformador no alcanza a ser un tercio de los ciudadanos de este país”, sentencia.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios