Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

24 de enero de 2022

VIDEO. «Soy mayor, no idiota»: el potente reclamo de un adulto mayor por la atención en los bancos

Captura de La Razón

En España casi todos los servicios bancarios están digitalizados y los ancianos son los más afectados al no estar tan familiarizados con la tecnología.

Por

La pandemia ha obligado a muchos países a adaptar la digitalización del servicio al cliente, pero no todos salen ganando. En España, Carlos San Juan es un adulto mayor que exige el regreso de los servicios presenciales en los bancos de su país.

Desde la crisis financiera de 2008, los bancos españoles han cerrado gradualmente sus sucursales y han puesto sus servicios de manera digital. En septiembre de 2008 habían 2.539 bancos. Al 31 de marzo de 2021, sólo quedaban 1.195, según constató el periódico Faro de Vigo.

El hombre de 78 años es un médico valenciano jubilado, que apareció en el telediario La 1, como representante de los ancianos que no se sienten integrados a la era digital.

«Que nos den dos días. Nosotros no nos negamos a la informatización, pero que nos den tiempo«, dijo San Juan para el medio local.

Carlos demostró su descontento por la «dictadura digital y además homogénea» que han impuestos los bancos. A su juicio, no existe competencia entre las entidades, ninguno ofrece asistencia presencial.

El valenciano apuntó a que no es posible digitalizar absolutamente todo, pues hay algunos asuntos que sí requieren contacto directo con una persona. Además, pide que los bancos diseñen aplicaciones sencillas para que puedan integrarse lentamente a las nuevas tecnologías.

«Nosotros queremos mantenernos independientes. Yo quiero ser independiente. Por eso el eslogan fue ‘soy mayor, no idiota'», fue parte de su reclamo.

Malos tratos

El adulto mayor es furor en España por la petición que hizo en Change.org, para que los bancos vuelvan a tener trato personal. Fuera de los problemas, ya mencionados, también expone el pésimo servicio que dan.

«Yo he llegado a sentirme humillado al pedir ayuda en un banco y que me hablaran como si fuera idiota por no saber completar una operación», dice la campaña.

«Las personas mayores existimos, somos muchas y queremos que nos traten con dignidad. Solo estamos pidiendo que se habiliten secciones en las sucursales en las que dejen de excluirnos», continua el texto.

Hasta el momento, Carlos San Juan ha reunido 261.784 firmas de 300.000 y va en ascenso velozmente.

La idea del hombre es bastante viable, al menos así lo consignó: «Mi experiencia es con el BBVA y La Caixa, pero me dirijo a todos ellos».

«En la primera mitad del año pasado, los cinco bancos españoles del IBEX35 ganaron más de 10.000 millones de euros, por lo que hacer las sucursales más accesibles no parece una inversión imposible de plantear», dice al final.


Volver al home

Notas relacionadas

Deja tu comentario