Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Música

17 de Mayo de 2024

El místico viaje espiritual de The Beatles a India que inspiró “The White Album”

Paul Saltzmann

El viaje de The Beatles a la India en 1968, inicialmente una búsqueda de claridad espiritual, terminó por convertirse en una experiencia llena de inspiración musical. Este retiro, que culmiinó en la creación de "The White Album", expuso las tensiones entre los miembros de la banda y con su gurú, Maharishi Mahesh Yogi.

Por Catalina Reid

La cultura india fue una importante fuente de inspiración para The Beatles desde sus inicios. La cultura pop del Reino Unido en los años sesenta estaba fascinada por su antigua colonia más grande, y la música india resonaba en las radios del país, especialmente en la floreciente comunidad inmigrante. La primera interacción pública de los Beatles con la India fue en su película de 1965, “Help!”. Los villanos eran una caricatura exagerada de una banda india, reforzando estereotipos. Sin embargo, George Harrison quedó cautivado por el sonido del sitar y decidió aprender a tocarlo. Este encuentro marcó el inicio de la fusión de la música india con el sonido de los Beatles, debutando con “Norwegian Wood” en el álbum “Rubber Soul” (1965).

La influencia india se integró profundamente en la música de los Beatles durante su apogeo, resonando con la búsqueda espiritual de la época hippie. La experimentación con LSD llevó su música a nuevas dimensiones, culminando en “Revolver” (1966) con canciones como “Love You To” y “Tomorrow Never Knows”.

En 1966, los Beatles hicieron una breve parada en Delhi tras una tumultuosa visita a Filipinas. George Harrison regresó a la India más tarde ese año para colaborar con músicos locales en su primer álbum en solitario, “Wonderwall Music” (1968). Su fascinación con la India continuó con canciones como “Within You Without You” e “Inner Light”, aunque eventualmente reconoció que nunca podría dominar completamente el sitar.

Su retiro espiritual a Rishikesh

A principios de 1968, los Beatles se encontraban en una encrucijada. Su película “Magical Mystery Tour” fue duramente criticada, marcando el final de su fase psicodélica. La muerte de su mánager Brian Epstein también los afectó profundamente. Buscando claridad, viajaron a la India para un curso de meditación con Maharishi Mahesh Yogi. Este viaje fue la primera vez en cinco años en la que pudieron alejarse de la fama y de su ajeatreada agenda. La menor cantidad de distracciones los condujo a componer cada vez más, y usando sólo instrumentos acústicos. También pasaron mucho tiempo meditando, dejando alorar pensamientos enterrados en su subconsciente. Como resultado, muchos consideran que el tiempo que pasaron en Rishikesh fue el más prolífico de su carrera como compositores. De hecho, crearon tanto material que su siguiente álbum, “The White Album”, se convirtió en un doble LP.

Durante su estancia en el ashram escribieron más de 30 canciones, entre ellas “Back In The USSR”, “Dear Prudence”, “Ob-la-di, Ob-la-da”, “The Continuing Story Of Bungalow Bill”, “While My Guitar Gently Weeps” y “I’m So Tired”. “La tranquilidad del ashram, la meditación diaria, el estilo de vida saludable y la comida vegetariana permitieron que su creatividad floreciera y fue posiblemente la fase más artística de su carrera“, afirma Paul Saltzman, un fotógrafo que compartió con ellos en su retiro.

“The White Album” (1968) se grabó tras su regreso y marcó un cambio hacia un sonido más austero y directo, con menos influencia india evidente, aunque canciones como “Dear Prudence” reflejan el tiempo en India. La experiencia en la India real, no la idealizada, llevó a los Beatles hacia una simplicidad que contrastaba con sus anteriores experimentaciones psicodélicas. Esta fase también reveló las crecientes diferencias entre los miembros de la banda, presagiando su eventual separación en 1969.

Temas relevantes

#the beatles

Notas relacionadas

Deja tu comentario