Por el Profesor Busquet

Esta crisis nos va a afectar a todos. Aunque hay ealgunos que ya están algo peor. A nivel ciudadano, hace rato que las cosas vienen malas con las alzas. Y a nivel de empresas las acciones del retail se van a seguir deteriorando. Eso, claro, va a afectar a los cientos de empresarios que le venden a las cadenas. Pero esas cadenas no van a quebrar. Si van a perder valor de bolsa, por supuesto, porque eso está más inflado que la conchasumadre…

El ejemplo de La Polar es interesante en eso. Esos hueones -y otros más- trabajan en el C3 y D. Y a todas luces esa huevá está inflada con bombín, porque le dieron crédito a Pedro, Pablo y Diego. El problema es que cuando vienen las contracciones la gente no tiene la capacidad de pago. En este país culiado en que publicamos en la prensa “pásalo bacán, ven, ven, toma una deuda” ó “¿Quieres salir y entretenerte? Acá te tenemos un crédito de consumo”. Estamos llenos de esas huevás, en vez de decirle a la gente “mira, conchadetumadre, cuida tu plata”. La orientación al mercado es la orientación al mercado, pero también la gente no tiene capacidad de filtrar adecuadamente los mensajes. Porque eso de “deja que el mercado opere solo”… Esa huevá vale callampa porque el mercado no opera solo con un huevón que tiene octavo básico. A ese huevón le abrieron una línea de crédito y está 14 veces endeudado su sueldo. Cagó, porque él también es aspiracional, también quiere un plasma y se lo están dando a 12 lucas durante 120 meses y al final las 12 más los 8 más los 9 y el huevón gana 200 lucas. Entonces, al final la sensibilidad que existe por ese lado es como el pico.

¿Y La Polar? Como el pico La Polar. Cagó antes, con los otros controladores, y en el mismo segmento. La diferencia es que ahora la abrieron, la expandieron, le metieron plata para traer productos. Pero el segmento que tiene es vulnerable, y tienen tasas de interés de mora asquerosa, porque son de los que cobran elementos adicionales, como la apertura de la línea de crédito y la tarjeta. No me extrañaría que la tasa de interés la tenga cerca del 7% mensual. Además, todos los intereses que se generan y las renegociaciones los reflejan en los resultados como utilidad. Son platas a futuro, claro, pero igual las dejan allí. Además, las otras empresas tienen un mejor perfil ético que La Polar. ¿Quién está detrás de La Polar? Un fondo de inversión de capital de riesgo que en estos cinco años ha recuperado, triplicado, toda la plata que metieron.

Ahora, en esta crisis, imagínese a todo ese grupo de gente que está afectada y que no puede pagar. ¿Qué van a hacer? No es que no quieran, pero ¿qué pagan primero? ¿El colegio o La Polar? ¿El pan o La Polar? Este es un problema de prioridades, aunque los hueones acá en Chile cuidan el crédito de una manera impresionante.

Otros que están hasta la corneta son los que viven en La Dehesa. Sí, en La Dehesa. Si uno le revisa la basura a un tipo que vive en La Florida y a otro que vive en La Dehesa se da cuenta que el de La Florida consume más. Porque el de La Dehesa es un hueón que gana tres palos, tiene tres hijos en el colegio y eso son 600 lucas ó 700; paga 800 lucas de dividendo y con eso ya se le fue un millón 400, la mitad del ingreso. En cambio, el otro huevón paga 120 lucas de dividendo, tiene a los hijos en un colegio subvencionado y entre él y su señora ganan 800 lucas y se hacen mierda la plata en el mall de Vespucio. Lo que pasa es que los de acá arriba no tienen excedente, tienen que tener empleada por estatus y los seguros del 4×4 los tienen hasta la corneta, además del departamentito, la segunda casa.

El hueón que tiene mucho hoy también está hecho mierda. Porque ¿cuál es su problema?: cómo mantenerlo. Cuando uno empieza a ver la cagá que está en todo el mundo, pasa algo curioso: nosotros dormimos bien hoy porque no teníamos plata en Lehmann Brothers. Dormimos y la pregunta de cómo vamos a comer después, es otro problema porque Dios proveerá y el Señor es mi pastor. Pero imagínese andar preocupado de cómo mantener el valor de las acciones cuando está la zorra. Sí, los ricos también están hasta el pico.