Esta alevosa escena ocurrió el 2007, pero el hecho permanece en la más absoluta impunidad. Un oficial militar del Ejército de Estados Unidos aseguró ayer a la agencia de noticias Reuters que se volverá a investigar un video difundido días atrás por el sitio de internet WikiLeaks, en el que se ve a un helicóptero estadounidense disparando contra un grupo de civiles iraquíes que se encontraban conversando en una esquina de Bagdad, entre los que se encuentra un fotógrafo de la propia agencia, Namir Noor-Eldeen, a quien la mira del helicópetro sigue sin parar, y su conductor, Saeed Chmagh. Organizaciones como Reporteros Sin Fronteras repudiaron la impunidad en la que actúa la milicia de EE.UU. WikiLeaks dijo que obtuvo el video clasificado de denunciantes militares.