La pista para el Biministro Laurence Golborne se pondrá cada vez más complicada con la agenda energética que tendrá el gobierno este 2011. No sólo por la sequía, el racionamiento eléctrico y la aprobación de polémicos proyectos como Castilla, Isla Riesco e Hidroaysén, sino también por el flanco político que se le abrirá en la oposición producto de sus lazos con la industria: El recién asumido subsecretario, Sergio del Campo, ex gerente general de Guacolda S.A; su jefa de gabinete, ex subgerente de inversiones internacionales de AES Gener, y su hija, Daniela Golborne, analista financiera en la misma firma.

El Biminstro Laurence Golborne contaba a revista Cosas, antes de ser nombrado en el gobierno de Piñera, lo orgulloso que estaba de su hija Daniela, quien estudió ingeniería comercial en la Universidad Católica y hoy se desempeña como Analista de Control Financiero de AES Gener, en el mismo rubro donde estuvo años antes su padre.

La empresa generadora controla varias centrales a carbón, entre ellas Guacolda S.A., una de las termoeléctricas que se vería beneficiada por la explotación de carbón en Isla Riesco, el polémico proyecto aprobado por unanimidad por el Servicio de Evaluación Ambiental de Magallanes el martes pasado.

Daniela, la hija mayor Golborne, ingresó a la compañía en 2009. Su trabajo, según cuentan, es supervisar los millonarios contratos de financiamiento para futuros proyectos y vigilar que las obligaciones que ellos estipulan se cumplan en los plazos convenidos.

La ingeniera, que egresó de la PUC en el 2008, llegó a la ex empresa de su padre en tiempos en que el actual subsecretario de Energía, Sergio del Campo, era gerente general de Guacolda S.A, firma controlada en un 50% por Copec y Ultramar y la otra mitad por AES Gener.

Familia energética

Fue en AES Gener donde Golborne, ingeniero civil industrial de la PUC, pavimentó su carrera profesional ocupando el puesto de subgerente de sistema y comunicaciones en 1990 y luego como gerente corporativo de finanzas. La eléctrica, donde según prensa de la época el biministro lideró su modernización, es justamente con quien tendrá que liderar ahora una parte importante de los proyectos energéticos que se impulsarán a futuro en el país.

Pero sus lazos con esa firma no sólo están en su pasado profesional y en el actual puesto de hija, sino también con Del Campo, quien dejó su cargo un día antes de asumir la subsecretaría y su jefa de gabinete, Luz Granier, ingeniera comercial y ex subgerente de inversiones internacionales de la misma empresa.

A diferencia de Del Campo, quien llevará la agenda junto a Golborne en decisiones clave relacionadas directamente con el sector donde se desempeñaba como gerente, la jefa de gabinete del biministro no estará en la primera línea política. Sin embargo, Granier -que conoce a Golborne hace 20 años y trabajó con él en Gener durante 10- tenía a cargo la importante misión, según ella misma contó a revista YA, de supervisar las empresas de la eléctrica en el extranjero y de la compra y venta de otras del mismo rubro.

Negocio negro y redondo

Hasta acá, esta sería sólo una muestra más de la lista de gerentes que reclutó la administración Piñera para armar su gobierno. Pero junto con asegurar la producción energética para el país, están directamente relacionados con los próximos conflictos ambientales, donde la ascendente construcción de termoeléctricas genera tantos anticuerpos como los que produce la propia quema del carbón.

En ese ámbito, AES Gener tiene mucho que decir. La empresa en la que trabajó el biministro Golborne, su subsecretario, su jefa de gabinete y donde actualmente se desempeña su hija, comparte el control de Guacolda S.A. con los grupos Copec S.A., de la familia Angelini, y Ultraterra Ltda., perteneciente al grupo de empresas Ultramar, de la familia Von Appen.

Curiosamente, los mismos que formaron en 2006 la sociedad anónima cerrada Minera Isla Riesco S.A. y que celebraron este martes con la aprobación ambiental de mina Invierno, la primera de las cinco minas a rajo abierto donde pretenden extraer carbón, en la isla Riesco.

AES Gener es la única empresa que ya aseguró la compra del carbón sub-bituminoso de Isla Riesco, las que serían enviadas a las centrales Guacolda, Campiche y Los Robles, actualmente en vías de ser construida. Además, los interesados son los mismos que van a explotar el combustible negro desde la isla magallánica.

De isla Riesco se espera sacar unos 120 millones de toneladas y sólo con la explotación desde la mina Invierno se podría cubrir un 30% del combustible negro importado que hoy necesitan las termoeléctricas ya en operación en Chile. Se preveé que esto podría bajar los costos de la compañía al dejar progresivamente de importar carbón desde Colombia e Indonesia.

En la actualidad, Chile genera el 25% de su energía a base de carbón y se estima que para la próxima década podría llegar al 40% del total país. Para ello, Isla Riesco y la central Castilla serían fundamentales.

Sin embargo, la legislación vigente (Ley nº 18.575) exige el principio de abstención en las decisiones a quienes hayan prestado en los últimos dos años “servicios profesionales de cualquier tipo” a cualquier persona natural o jurídica interesada directamente en una resolución determinada. Bajo esta premisa, Del Campo no puede opinar sobre esos importantes proyectos, pero sí lo podría hacer Golborne, quién dejó AES Gener cuando pasó a Cencosud, hace más de diez años.

Notas Relacionadas:

El desembarco de AES Gener en el ministerio de Energía

Isla Riesco: El nuevo Punta de Choros de Piñera

El otro conflicto energético que enfrentará Golborne en Magallanes