Después de un año en el Congreso, finalmente el Senado despachó esta tarde la Ley Longueira que modifica la legislación en materia pesquera.

El proyecto fue aprobado después de que el Senado aprobara un informe de la Comisión Mixta con 23 votos a favor, siete en contra y cuatro abstenciones.

El proyecto modifica en el ámbito de la sustentabilidad de recursos hidrobiológicos, acceso a la actividad pesquera industrial y artesanal y regulaciones para la investigación, y fiscalización de la Ley de Pesca.

Durante su tramitación, los pescadores artesanales se opusieron con fuerza a la nueva ley, ya que a su juicio esta perjudicaba su trabajo y favorecía básicamente a siete familias dueñas de los grandes conglomerados de pesca industrial.

Sin embargo, la nueva ley sufrió una serie de modificaciones en su paso por el Congreso en comparación con lo que planteó el ministro de Economía Pablo Longueira al presentarla.

Así, Greenpeace destacó que esta nueva ley haya incorporado como base criterios de conservación ambiental, precisando que esto significa una oportunidad para comenzar a “monitorear la salud de las más importantes pesquerías” y fortalecer la institucionalidad vigente, restringiendo el poder de la industria para autorregularse.

Por otro lado, instó al Gobierno a revertir de inmediato la “actual situación de sobreexplotación de las pesquerías”, y precisó que “la ley sigue sin resolver la concentración en la asignación de las cuotas”.

El coordinador de Campaña de Greenpeace en Chile, Samuel Leiva, aseveró que se han logrado avances en materia de sustentabilidad que permitirán regular cuánto pescar.

“Sin embargo, la ley sigue manteniendo una distribución altamente concentrada en la asignación de las cuotas. Ello es aún una amenaza para la competencia y la justicia social”, agregó.

Pese a la aprobación del Congreso, la ley aún deberá ser vista por el Tribunal Constitucional, toda vez que un grupo de legisladores acudió a esta instancia en representación de un grupo mapuche Lafkenche por presunto incumplimiento de las normas del convenio 169 de la OIT durante la tramitación del proyecto de Ley de Pesca.

“Los mapuche Lafkenche han sido discriminados en cuanto al acceso a los derechos. La cantidad de recursos que se entregan a las pesqueras agrupadas en siete familias es abismante con respecto a la protección de los derechos de los pueblos originarios. Toda la Ley de Pesca y los beneficios entregados a los industriales está basada en un reconocimiento histórico a quienes durante los últimos 40 años están haciendo uso y han depredado los recursos marítimos y, sin embargo, se excluye a quienes ancestralmente han cuidado y protegido estos recursos”, dijo ayer el senador PPD Eugenio Tuma.

Por su parte, el jefe comunal aseguró que “lo que esperamos lograr como Identidad Territorial Lafkenche es revertir la falta de respeto que se ha cometido durante la discusión de la Ley de Pesca en el Parlamento, la cual ha sido liderada por el Gobierno a través del ministro (Pablo) Longueira, donde no se ha tenido presente el convenio 169 en materia de distribución de los recursos naturales que, en varios de sus artículos, sostiene que los pueblos originarios tienen que ser considerados e incluidos en esta discusión”.

El requerimiento ante el TC será presentado este jueves por los senadores Eugenio Tuma Zedán, Ricardo Lagos Weber, Jaime Quintana Leal, Guido Girardi Lavín, Ximena Rincón González, Mariano Ruiz-Esquide Jara, José Antonio Gómez Urrutia, Isabel Allende Bussi, Pedro Muñoz Aburto, Alejandro Navarro Brain y Camilo Escalona Medina.