Vía Husmeandoporlared.com

Durante siglos, la simetría ha sido algo que ha fascinado a filósofos, astrónomos, matemáticos, artistas, arquitectos y físicos. Los antiguos griegos estaban completamente obsesionados por ella e incluso hoy podemos encontrar simetría en prácticamente todo, desde los muebles hasta el corte de pelo.

Una vez que te das cuenta de la existencia de la simetría es probable que experimentes la necesidad irresistible de buscarla en todo lo que ves.

1. Brocoli romanesco.

Al ver el brocoli romanesco en una tienda, quizá pienses que es un ejemplo más de un producto genéticamente modificado. Pero, en realidad, este es otro ejemplo de la simetría fractal en la naturaleza. Cada inflorescencia del brocoli tiene un patrón de espiral logarítmica. El brocoli romanesco es similar en apariencia, pero no en sabor y textura, a una coliflor. Es rico en carotenoides y vitaminas C y K, con lo que no sólo es hermoso sino también un alimento saludable.

2. Panal.

Durante miles de años, la gente se ha preguntado como las abejas pueden hacer de forma instintiva unas panales hexagonales tan perfectos. Algo que un ser humano haría, no sin cierta dificultad, usando un compás y una regla. ¿Cómo y por qué las abejas tienen ese apasionado deseo por crear hexágonos? Los matemáticos creen que esta es la forma ideal que les permite almacenar la máxima cantidad de miel, con la mínima cantidad de cera. En cualquier caso, todo es producto de la naturaleza, y es algo impresionante.

3. Girasoles.

Los girasoles pueden presumir de simetría radial y de un tipo interesante de simetría, conocida como la secuencia Fibonacci. La secuencia de Fibonacci: 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 24, 55, 89, 144, etc (Cada número es la suma de los dos números anteriores.) Si no tenemos prisa, y contamos el número de semillas de un girasol, nos daremos cuenta de que el número de espirales aumenta según el principio de sucesión de Fibonacci. En la naturaleza existen una gran cantidad de plantas (incluyendo el brócoli romanesco), pétalos, semillas y hojas que siguen esta secuencia, por lo que es difícil encontrar un trébol de cuatro hojas. Pero, ¿porqué los girasoles y otras plantas siguen estas reglas matemáticas? Como los hexágonos en la colmena, por una cuestión de eficiencia.

4. Nautilus.

Además de las plantas, algunos animales, como el nautilus, cumplen con la secuencia de Fibonacci. La concha del nautilus se tuerce en la “espiral de Fibonacci.” La concha trata de mantener la misma forma proporcional a lo largo de su vida (en contraposición a las personas que cambian las proporciones a lo largo de la vida). No todos los nautilus tienen sus conchas alineadas según las reglas de Fibonacci, pero todas cumplen con la espiral logarítmica. No pienses que el nautilus sabe matemáticas, recuerda que no lo hacen a propósito, sólo es la forma más eficiente de hacerlo.

5. Animales.

La mayoría de los animales tienen simetría bilateral, lo que significa que se pueden dividir en dos mitades idénticas. Incluso las personas tienen simetría bilateral, y algunos científicos creen que la simetría del ser humano es el factor más importante que influye en nuestra percepción de la belleza. En otras palabras, si usted tiene la cara torcida, se espera que eso se compense con otras buenas cualidades.

Algunas especies se valen de la simetría total para atraer a una compañera, como el pavo real. Por cierto, Darwin odiaba este pájaro, escribió en una carta que “las plumas de la cola de un pavo real, cada vez que las veo, me da asco!” A Darwin, la cola le parecía algo pesado y sin un sentido evolutivo, ya que no encajaba su teoría de la “supervivencia del más apto”. Estaba furioso, hasta que se le ocurrió la teoría de la selección sexual, que establece que los animales desarrollan ciertas funciones con el fin de aumentar sus posibilidades de apareamiento. Por lo tanto, los pavos reales tienen diferentes herramientas para atraer a su pareja.

6. Redes.

Existen cerca de 5.000 tipos de arañas, las cuales crean una red circular casi perfecta en forma de hoja de sierra con hilos de apoyo radiales casi equidistantes para atrapar a sus presas. Los científicos no están seguros de por qué las arañas son tan amantes de la geometría, ya que las pruebas mostraron que la red circular no es más eficaz que una red de forma irregular. Los científicos sugieren que la simetría radial distribuye uniformemente la fuerza de impacto cuando la víctima entra en la red, lo que se traduce en menos roturas.

7. Crop Circles.

Dale a unos tramposos unas segadoras y un poco oscuridad, y veras como la gente también crea formas simétricas. Debido al hecho de que los círculos de las cosechas son de diseños complejos e increíble simetría, incluso después de que los creadores de los círculos han declarado su autoría y demostrado sus habilidades, muchas personas todavía creen que esto lo hacen los extraterrestres.

8. Copos de nieve.

Incluso algo tan minúsculo como los copos de nieve, se rigen por las leyes de la simetría, ya que la mayoría de los copos de nieve tiene una simetría hexagonal. Esto es debido a que las moléculas de agua están dispuestas como cuando se solidifican (cristalizado). Las moléculas de agua están formadas por enlaces de hidrógeno que se vuelven débiles en estado sólido, por lo que se alinean en una disposición ordenada, lo que equilibra las fuerzas de atracción y repulsión, formando copos de nieve hexagonales. Cada copo de nieve es simétrico, pero no cada copo de nieve es igual a otro. Esto se debe a que al caer del cielo, cada copo de nieve experimenta diferentes condiciones atmosféricas, lo que hace que el crista sea colocado de una determinada manera.

9. Galaxia de la Vía Láctea.

Como hemos visto, la simetría y los modelos matemáticos existen en casi todas partes, pero ¿las leyes de la naturaleza se limita a nuestro planeta? Al parecer no.

10. Simetría Sol – Luna.

Cuando se tiene en cuenta que el Sol tiene un diámetro de 1,4 millones de kilómetros, y la Luna de 3.474 kilómetros parece casi imposible que la luna puede bloquear la luz del sol y que nos proporcione unos cinco eclipses solares cada dos años. ¿Cómo sucede esto? Casualmente, junto con el hecho de que la anchura del Sol es unas 400 veces más grande que la Luna, el Sol está también 400 veces más lejos. El Sol y la Luna se ven del mismo tamaño cuando se observan desde la Tierra, por lo que la luna puede tapar el sol. Por supuesto, la distancia entre la Tierra y el sol puede aumentar, por lo que a veces vemos el anillo o un eclipse parcial. Pero cada uno o dos años se produce la alineación exacta, y somos testigos de un evento espectacular conocido como un eclipse total de sol. Sin embargo, no debemos asumir que somos especiales, porque todo es una cuestión de azar. Por ejemplo, la Luna se está alejando cada año de la Tierra unos 0,1016 metros, lo cual significa que dentro de miles de millones de años cada eclipse solar sería un eclipse total. Si las cosas siguen así, el eclipse total, con el tiempo, desaparecerá, y será seguido por la desaparición de los eclipses anulares. Resulta que estamos justo en el lugar correcto en el momento adecuado para ver este fenómeno.