peñailillo binominal A1

Listo para su promulgación, al terminar su tercer trámite legislativo, quedó el proyecto de reforma al sistema electoral que termina con el binominal, luego de que la Sala de la Cámara de Diputados, en una sesión que se extendió por más de tres horas, aprobara las modificaciones introducidas por el Senado.

De esta manera, después de 25 años se da el paso definitivo para ponerle fin al modelo electoral diseñado durante la dictadura, quedando solo pendiente que la iniciativa, por petición de la Alianza, sea revisada por parte del Tribunal Constitucional.

La reforma implica un aumento en el número de parlamentarios, el que según sus promotores permite mayores niveles de representatividad: suben de 120 a 155 diputados y de 38 a 50 senadores.

Asimismo, el proyecto introduce un nuevo mecanismo proporcional para determinar los candidatos electos, y una ley de cuotas que establece que el número de aspirantes hombres no puede superar al 60% del total ni estar por debajo del 40%.

Al tener conocimiento del resultado, las críticas afloraron desde la Unión Demócrata Independiente, quienes ya aseguraron que recurrirán al Tribunal Constitucional para intentar frenar esta reforma.

El anuncio lo había hecho el senador de la UDI, Hernán Larraín,la semana pasada y este martes fue confirmado desde la Alianza luego de que la Cámara despachara el proyecto para su promulgación.

“Todos hubiésemos querido estar contentos hoy porque les queríamos cambiar el sistema electoral, pero la gente no es tonta, hoy el resultado que con el nuevo sistema electoral, que la Concentración y la Nueva Mayoría negociaron a cuatro paredes con grupos aislados, entre otros grupos independientes”, acusó el diputado RN, Nicolás Monckeberg.

El parlamentario explicó sus dichos y dijo que “la ecuación es muy simple, a partir de ahora se van a elegir más diputados por muchos menos votos y le va a costar al país mucha más plata. Eso no es tener un mejor sistema, perfectamente pudimos haber tenido un sistema más representativo, de más competencia, pero hoy en resumen lo que se aprobó es que se van a elegir más diputados, más senadores, con muchos menos votos y le va a costar al país muchos más recursos. Eso es un retroceso del cual nunca quisimos nosotros haber llegado”.

Desde el Gobierno se celebró esta noticia, siendo la ministra Ximena Rincón una de las que habló sobre el tema. “Quiero decir que hoy día se cierra un largo camino. Después de 25 años hemos dicho chao al binominal. Hoy es un día histórico”, destacó Rincón.

En relación con la arremetida de la UDI, que anunció que recurrirán al Tribunal Constitucional, señaló que “vamos a esperar a que eso se haga. Estamos muy tranquilos en lo que viene hacia adelante”.

Desde la Segegob, el vocero Alvaro Elizalde dijo que “con este cambio se garantiza que el Congreso sea un fiel reflejo del país y se responda a los anhelos de nuestra sociedad”.

“Quienes se opusieron a este cambio no estuvieron a la altura de la historia, pero hemos dado un paso histórico”, agregó.

El presidente del Partido Comunista y vocero de la Nueva Mayoría, Guillermo Teillier, sostuvo en su intervención que “ha culminado una lucha que iniciamos en 1996 con Gladys Marín por la democratización del país, porque estábamos conscientes que el sistema binominal era un candado que impedía avanzar en cambios democráticos y de justicia social”.

“Aquí se hace mucho caudal por el aumento de diputados y de senadores. Me parece que lo que se va a ahorrar el Estado cuando se ponga fin a los gastos reservados que son producto de la burla en el pago de impuestos, vamos a recuperar gran parte de los nuevos gastos que signifique el aumento de los parlamentarios”, finalizó.