Onu mujeres

Lograr la igualdad de género requiere voluntad política y más mujeres que participen en la toma de decisiones para crear leyes, según coincidieron hoy en Santiago varias mujeres líderes que participan en la reunión organizada por ONU Mujeres.

El primer panel de discusión de la jornada contó con la participación de la presidenta del Senado chileno, Isabel Allende; la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, y la exministra y exdiputada española Carme Chacón, entre otras.

El debate se centró en las buenas prácticas para asegurar la participación plena e igualitaria de las mujeres en la toma de decisión.

Las panelistas realizaron un llamado a la política y coincidieron al señalar que solamente la creación de leyes y la voluntad de los gobiernos y parlamentos puede conseguir cambios profundos en la igualdad de género.

“Hay que recuperar la política con ‘p’ grande”, señaló Grynspan, quien instó a “recuperar el compromiso con las leyes de cuotas y la paridad”.

“Todavía hay mucha resistencia, muchos argumentos en contra. Hay muchos países que no tienen cuotas. Siento que hay un desgaste del razonamiento a favor de las cuotas y se ha parado la ola que empezamos (…) Es muy importante tenerlas para movilizarnos al cambio”, dijo la secretaria general iberoamericana.

Carme Chacón, actual secretaria de Relaciones Internacionales del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), sostuvo que las experiencias previas demuestran que solo aparecen leyes a favor de la igualdad de género cuando hay mujeres tomando decisiones.

“Solo tendremos leyes de cuotas y de paridad si hay mujeres tomando esas decisiones”, apuntó la política española, quien dijo que lo mismo sucede para lograr la igualdad salarial, la conciliación de la vida laboral y familiar y para acabar con la violencia de género.

“Es importante decir que estamos juntas, que somos conscientes de que solo la política cambia las cosas y que necesitamos, y es una obligación nuestra, abrir más espacios para nuevas mujeres que sigan perseverando como nosotros en estas políticas”, subrayó.

Isabel Allende, hija del fallecido presidente Salvador Allende y presidenta del Senado chileno, recalcó que la voluntad política de los gobiernos debe ir acompañada de una alianza público-privada para que se apliquen las leyes de cuotas también en el mundo privado y se sancione a los que no lo hagan.

“Ahora tenemos que avanzar y parte del progreso tiene que ser un cambio más radical”, sostuvo Allende, quien citó algunos de los avances que se han registrado en Chile para la igualdad de género, aunque subrayó que las mujeres representan menos del 50 % de la fuerza laboral del país.

Este sábado finaliza la reunión de alto nivel de dos días organizada por ONU Mujeres y el Gobierno chileno, en la que ha participado el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y decenas de mujeres líderes de más de 60 países.

La cita concluirá con un llamado a la acción para aumentar la participación femenina en la toma de decisiones y su presencia en los puestos de poder.