SQM 01

Una serie de correos entre ejecutivos de SQM podría dar cuenta de que la minera estaba dispuesta a entregar aportes “políticos” dentro o fuera de la ley, documento que ya está en conocimiento de los fiscales que investigan la causa.

En los mails que se enviaron el 21 de octubre de 2009 entre el vicepresidente de Finanzas, Ricardo Ramos, con copia a otras jefaturas, se entregan instrucciones a la secretaria de gerencia de SQM, Katherine Bischof, a quien se los exhibió el Ministerio Público cuando el pasado 7 de abril prestó declaración en calidad de testigo.

Según consigna El Mercurio, al final de la cadena se lee que “todo lo anterior es válido en el hipotético caso de que se realicen donaciones políticas, sean estas amparadas o no por la Ley de Donaciones a Partidos Políticos”.

Sobre el tema, la secretaria declaró que “no sé a qué se refiere esa parte del correo; para mí, el correo tiene por objeto que se cambie a quien se está facturando o emitiendo el pago, de SQM a SQM Salar”.

Asimismo, Bischof fue consultada sobre las visitas de políticos en las oficinas de SQM: “En el piso 6 hay una sala de reuniones y hay un living, espacios que eran ocupados para reuniones de Patricio Contesse G., Patricio de Solminihac, don Julio Ponce (…) Recuerdo que en el período en que yo he trabajado en SQM, han ido al piso 6 Pablo Longueira, Marco Enríquez-Ominami, Carlos Ominami, Marcelo Rozas, Pablo Zalaquett, Jovino Novoa, quienes se reunían con Patricio Contesse (…) No recuerdo bien, puede haber ido Fulvio Rossi”.

Como es sabido, la propia compañía reconoció que hizo “pagos” sin respaldo por US$ 11 millones ($ 6.800 millones) entre 2009 y 2014 originados desde la oficina del ex gerente Patricio Contesse, información que fue entregada al SII que luego amplió su denuncia por boletas y facturas falsas emitidas a la compañía.