Sebastián Pizarro

El pasado 8 de abril, Sebastián Pizarro Cristi, uno de los hijos del senador y presidente de la DC Jorge Pizarro Soto, declaró en el Servicio de Impuestos Internos luego que la sociedad que tiene junto a sus hermanos, Ventus Consulting S.A, apareciera en la lista de contribuyentes que emitieron facturas o boletas falsas a Soquimich en la denuncia que presentó el SII a inicios de este mes.

El testimonio de Sebastián -documento que está en manos de la Fiscalía y al que tuvo acceso The Clinic Online-,es el único que existe respecto de la vinculación de esta compañía con la arista Soquimich, caso que generó una crisis en la DC luego de que algunos militantes pusieran en duda la idoneidad de Pizarro Soto para asumir la testera y el diputado Fuad Chahín renunciara al cargo de vicepresidente aludiendo que el nexo con la causa del senador “condiciona el actuar político de la Democracia Cristiana”.

En su declaración, Pizarro Cristi relató que en 2008 fue contratado por Televisión Nacional y que mantuvo ese trabajo hasta el 2011. Precisó también que en paralelo a su contrato en TVN recibía honorarios de la consultora donde es socio junto a sus hermanos Jorge y Benjamín Pizarro Cristi.

Respecto de sus funciones en Ventus, dijo que además de la representación legal, estuvo en la administración y prestando asesorías comunicacionales. Reconoció como clientes de su consultora a la empresa Usalink y SQM. Fueron los únicos y de hecho la primera factura de Ventus es para la minera. Agregó que los trabajos habían consistido en asesorías comunicacionales y análisis de coyuntura.

Frente a la consulta de las facturas a SQM durante el 2011 y 2012 por un monto de 45 millones de pesos, Sebastián Pizarro explicó que se habían constituido como sociedad en enero de 2010, un año antes de iniciar su vínculo laboral con la minera. Reconoció que luego de ofrecer sus servicios en distintos lugares, tuvo una reunión con el exgerente general Patricio Contesse, a quien le ofreció asesorías comunicacionales que comprendían dos aspectos: Análisis de coyuntura económica y análisis político. Pizarro añadió que Contesse se mostró interesado.

El hijo del senador confesó que el nexo con SQM había sido el militante DC Marcelo Rozas, a quien identificó como uno de los principales asesores de la compañía hace 20 años. Rozas también figura en la lista de prestadores de servicios cuestionados junto a su esposa Michelle Reymond.

Sobre el contrato, Pizarro declaró que lo había firmado en marzo de 2011. Por SQM lo hizo Patricio Contesse y él en representación de Ventus. El trabajo consistía en la entrega de “reportes verbales” que se hacían mensualmente y dependiendo de la contingencia, más de una vez al mes.

“El trabajo consistía en la entrega periódica de reportes verbales que hacíamos mensualmente, dependiendo de la necesidad, a veces era más de una vez al mes, donde se entregaba el análisis y seguimiento de los dos ejes que comenté anteriormente. Adicionalmente había dos temas particulares a los cuales les dedicábamos especial atención, que eran la evolución del mercado del yodo y el posible ingreso de Ucrania a la Unión Europea, que tenía que ver con el mercado del yodo. Estas entregas se hacían en reuniones entre Marcelo Rozas y los representantes de Ventus que hacíamos los servicios. Además de estas reuniones no hay otra forma de entrega de nuestro trabajo, salvo algunas minutas informales que daban cuenta de los temas tratados”, destaca.

Fuentes de la investigación explicaron a The Clinic Online que la razón por la que no existen informes por los servicios como en otros casos se debe básicamente a la petición que hizo el mandante y por las cláusulas de confidencialidad propias de estas asesorías. Las reuniones donde se hacían análisis de coyuntura eran citas con el ex embajador Marcelo Rozas.

Respecto a la razón por la que dejaron de prestar servicios, Pizarro explica en su testimonio que se debía a que los socios tenían otras responsabilidades adicionales. De hecho, uno de ellos, el actual Vicepresidente Ejecutivo del Comité de Inversiones Extranjeras, Jorge Pizarro, vivía en Estados Unidos junto a su esposa. Sebastián Pizarro explicó, por ejemplo, que ese fue el motivo por el que la última de las facturas por 6 millones de pesos no había sido cobrada porque consideraron deficiente el trabajo.

Según pudo indagar este medio, Pizarro habría aportado más documentación al SII en los últimos días como la presentación que le hicieron a Contesse para ofrecer los servicios de Ventus.

Pizarro dijo además que tanto él como sus hermanos estaban capacitados para la prestación de estos servicios y que parte de los dineros que percibieron no fueron retirados de la cuenta corriente de Ventus porque podrían retomar su funcionamiento en el futuro.