Nicolás Eyzaguirre Congreso A1

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, condenó esta mañana la muerte de Exequiel Borvarán Salinas (18) y Diego Guzmán Farías (25), los dos jóvenes asesinados una vez terminada la marcha estudiantil en Valparaíso. La causa de muerte habrían sido disparos por parte del hijo de un propietario de una casa a la cual habrían pintado con un graffiti.

En ese sentido, Eyzaguirre apuntó a que tras años de pelea por “desterrar la violencia como forma de imponer una opinión sobre otra, creímos que eso estaba terminado. Desgraciadamente hay personas descompensadas que todavía creen que las ideas se imponen con las armas, eso no puede ocurrir en Chile y el gobierno ultimará todos sus esfuerzos para que situaciones como esta no vuelvan a repetirse”.

El secretario de Estado aclaró que los estudiantes “tienen todo el derecho legítimo” a manifestarse, marchar y “expresar sus opiniones sobre el curso del país y la reforma educacional”, por lo que remarcó que el Gobierno defiende “el derecho a la libertad de expresión” así que “exigimos que el resto de los chilenos respete a nuestros estudiantes”.

Eyzaguirre se puso en la fila de todos quienes han condenado el hecho, tal y como lo manifestó hoy la Presidenta Bachelet, en cuanto a que “en Chile no hay espacio para actos irracionales, intolerantes y brutales, y el gobierno dispondrá de todos los recursos para tener justicia y verdad”.

La Mandataria aseguró que las instituciones policiales “están haciendo todos los esfuerzos para investigar y tener claridad, para que luego la justicia condene y castigue a los responsables”.

Además en medio de una actividad, la Jefa de Estado aprovechó de enviar sus condolencias a la familia de los fallecidos y aseguró que ambos “fueron asesinados luego de participar en una manifestación autorizada”.