Raúl-Moreno-Echeverría-foto-alejandro-olivares

“Cuando me fui a Estados Unidos de intercambio vi que se usaban mucho esos short cortitos y también se los vi a otros amigos de viaje, onda en el sudeste asiático. Estaban muy de moda. Hace un par de años venían ya, pero aquí en Chile muy suave. En la misma universidad donde estudio, la Adolfo Ibáñez, cuando entré a clases en marzo usaban estos shorts, pero no al nivel que uno esperaba. Yo creo que es porque es muy difícil encontrarlos. Siempre he tenido esa curiosidad del emprendimiento y me ha pasado muchas veces que digo: ‘se podría hacer esto’, pero no lo hago y me doy cuenta meses después que alguien más lo hizo. Así que decidí que este era el momento. Casualmente la mamá de mi polola es diseñadora y por ahí por mayo me hizo una clase express de tela, de los hilos. Ella me dio el dato del fabricante con el que trabajo. Los Titos son 100% chilenos, esa es la gracia. Sabía que tenían que tener personalidad, por eso les busqué un nombre corto, que pegara y que se pudiese hablar del short como algo que no fuese solo una marca y ahí quedaron como ‘los Titos’.

Son siete modelos: Los Básicos, Los Domingueros, Los Buen Partido, Los Platónicos, Los Almirantes, Los Pura Seguridad y Los Bolsillos Llenos. Todos cuestan $26.990. La página es una sátira al zorrón, pero el zorrón sabe que es una broma y se ríe. Recibo muchos buenos comentarios de ese lado. Los que me critican no son del target al que estoy apuntando. Las frases de la página son tallas de un grupo de whatsapp, todos guatones buenos pa la parrilla. Alguien tira una frase, siguen chaqueteando al que le tiraron la talla y sale una frase que me gusta, que pega, y ahí después la desarrollo. Igual mi análisis no es muy profundo, es una humorada, algo muy light.
Yo vendo los short personalmente. En un inicio tenía una frase, en la página debajo de mi número de teléfono, que decía “Tranqui, no te va a contestar un colombiano”. Nada personal contra los colombianos, pero no sé, querís solucionar un problema, estai enojado, porque se te echó a perder algo, llamai y te contesta el colombiano y te pide el RUT cuatro veces y te pasa pa acá y te pasea, te da lata. Mi técnica de venta es más simple: ‘Llama, yo te voy a contestar’, ‘¿Tení alguna duda?’, ‘¿Te llegó mal el producto?, solucionémoslo altiro’.

Igual esa frase me trajo problemas. ‘Hueco’, me dijo un gallo y también me alegó que yo no tenía en cuenta la situación del país en este momento, lo que estaba pasando en nuestra sociedad, de la crisis económica que hay, que la cuestión de los colombianos es para abaratar costos en las empresas y cosas como esa… No sé si a su mamá la despidieron de algún call center, pero seguí hablando con él y resulta que era psicólogo. Le creería a un economista de la Chile, pero nosotros tenemos ramos de esa cuestión, algo cacho. Yo estoy más consciente que él de toda la situación económica del país. El tipo estaba peleando por pelear.

La verdad, yo no sé dónde está la crisis. El otro día estábamos conversando con una amiga de mi hermana que tiene una marca de joyas en Alonso de Córdoba y le han bajado un montón las ventas. Sí, estamos en crisis, la gente no compra joyas, pero sí tiene que comprarse ropa. La industria de la leche nunca se va a caer, hay industrias que son más elásticas a la crisis, y tampoco es tan grande la que hay ahora. Aparte se viene el verano, toda la gente va a comprar al menos un short. Y espero que compren los míos.

Otra vez me llegó un mensaje un poco heavy, era un tipo echándome la foca con garabatos, insultos y todo. Me decía que no estaba de acuerdo con ese mensaje xenófobo de los colombianos, que había hecho una denuncia en la ACHAP y en otra cosa más y que quería que la sacara. Yo le pregunté varias cosas, por qué le molestaba, si era colombiano, al principio no me lo tomé muy en serio, pero insistió mucho rato. Hablé con unos profes de la universidad que son publicistas y me dijeron que la ACHAP no puede hacer nada serio, no pueden bajar la página ni demandarme pero que me recomendaban que la bajara para no tener más polémica. En todo caso no me han contactado de la ACHAP, pero ese tipo fue demasiado así que preferí sacar el mensaje del colombiano y lo cambié por “No te va a contestar una maquinita”.

Mi intención con la página es ser siempre buena onda. Antes de lanzar la marca, estuve mirando las típicas tiendas de Facebook que han salido ahora último: todas muy rider, lleno de poleras, de chaquetas de chiporro, gorros, de todo. Todo muy como “fin de semana en Farellones”, con la foto linda en instagram. Pero no toda la gente se va a la nieve. La gente carretea nomás. Se junta en la casa, hace un asao, chela, se mete a la piscina. Un panorama mucho más light, pero igual de buena onda. Es más buena onda de hecho, porque es muy llegar a todos. Y mis modelos, o sea, no tienen nada de modelos, el de la de portada es un amigo, el Seba, un guatón bueno pal asao.
Mi target igual es chico: está el ABC1, el C2, incluso el C3. No aspiro a llegar a todo Santiago ni a Chile altiro, pero no lo hago con mala intención, es por una cuestión netamente de marketing y de posicionamiento de marca. Hay que posicionarla arriba y después -estas ya son cuestiones comprobadas- como que chorrea la marca hacia abajo. Si me tiro altiro abajo, que lo pensé muchas veces, onda al público de Maipú, la comuna más grande de Santiago, y me quedo ahí en esa comuna, le iría re bien a la marca pero después no puedo llegar al sector oriente. En cambio, si llego al sector oriente, después baja sola.

El chileno es súper aspiracional. Es un axioma. Pero uno dice esa palabra acá y toda la gente se te tira encima. Es cosa de ver los catálogos de las tiendas, todas son aspiracionales, con gente bonita. Pero yo voy a combatir eso, voy a tirar puros guatones, no necesito modelos bonitos pa vender shorts.

Yo pensé que iba a ser mucho mejor recibido que los shorts fueran fabricados en Chile, pero no fue tanto. Quizás pa la segunda tanda voy a tirarlos a China no más, que es más barato. Tengo en la página un chiste de eso, que los shorts no explotan a niños. Iba a poner algo peor: que trabajaban por un plato de arroz. Creí que la gente iba a decir ‘Buena, está hecho en Chile, me gusta más’, pero como que no pescan mucho. Ahora me entregan a fin de mes 400 shorts más, estamos con cinco colores, pero la idea es llegar a veinte, incluso he pensado hacer algunos estampados.

La mayoría de los shorts los he vendido a amigos, gente joven, pero un día los llevé a un asado para que mis amigos se los probaran y el tío de uno, que estaba medio pasado de copas, se los puso y le gustaron. También pretendo llegar al viejo, estos shorts estaban de moda en los 80, nuestros viejos los usaban. Ahora no todos los hombres se atreven a usarlos, siguen pegados con el short largo, el cargo, pero tarde o temprano los van a usar. Los hombres están más preocupados de su imagen. Es cosa de ver a los pokemones. Todos quieren verse mejor”.

LOS BÁSICOS
$ 26.990
Compadre, ¿qué te voy a decir? Una vez que te los pruebes no te los vas a sacar más. Corta.
Estos Titos son de un tradicional azul marino.

LOS BUEN PARTIDO
$ 26.990
¿Quién no ha tenido que vestirse bien para quedar como rey con los suegros? Pasar piola la caña del carrete de anoche, y que la suegra piense: “Ay, si este niñito es de los buenos.”
Estos apañadores son puro recato beige.

Raúl-Moreno-Echeverría-foto-shorts

LOS PLATONICOS
$ 26.990
Hombre. Todos hemos conocido esa minita perfecta de ojos azules. Sonrisa Pepsodent. Simpática. Buena familia. Buen colegio. Linda (no rica). Rico olor. Como para casar… no, no, nunca tan loco.
Estos Titos son celeste ojitos de piscina.

LOS ALMIRANTES
$ 26.990
Autoridad en el océano.
Estos Titos son blanco impecable.

LOS PURA SEGURIDAD
$ 26.990
¿Desde cuándo el rosado es para niñitas? Este pedazo de masculinidad es pura seguridad sexual. Que no te vengan con tallas de niñito de 13 años. Si no estás seguro de poder usarlos, no son para ti.
Estos Titos son pura testosterona rosada.

LOS BOLSILLOS LLENOS
$ 26.990
ADVERTENCIA: NO NOS HACEMOS RESPONSABLES DE LOS DAÑOS PROVOCADOS POR LAS MUJERES VUELTAS LOCAS POR EL TAMAÑO DE TUS SHORTS. USAR CON RESPONSABILIDAD.
Estos Titos son menta refrescante