marihuana YT

Cuando el consumo de algunas drogas es una realidad que no se puede ocultar, un artículo del sitio Vice méxico informa la manera de hacerlo en forma responsable, apoyado en estudios de energycontrol.org, echelecabeza.com.

COCAÍNA

Sostiene que no se deben compartir los utensilios para inhalar, y que es mejor pulverizar la coca para evitar una hemorragia en la nariz.

Además, se advierte que al día siguiente no hay que salir a hacer deporte.

ÉXTASIS

Dice Vice que como su origen es ilegal, es importante ser precavido, y empezar por probar la puntita no más.

Si la merca es mala, la sensación de bienestar, la deshinibición y la euforia que buscas será reemplazada por distorsiones visuales, movimiento oculares involuntarios, nerviosismo, incremento del ritmo cardíaco, ansiedad, sudoración, confusión, boca seca, tensión mandibular y dificultades en la concentración, por mencionar sólo algunos síntomas, aclara la publicación.

El artículo además advierte que mezclarlo con alcohol aumenta los niveles de deshidratación.

LSD

Como produce efectos similares al éxtasis, aconsejan estar en un lugar tranquilo y seguro, acompañado de personas de confianza.

El LSD no causa adicción ni dependencia física (sicológica es otra cosa) pero es una de las sustancias de uso común más potentes, ya que es activa en dosis extremadamente bajas.

MARIHUANA

Dicen que se debe buscar una mariguana que haga sentir bien, para lo que existen variedades para todos los gustos.

Una mala elección puede causar paranoia, pánico y nerviosismo.

Si se está consumiendo por primera vez y se hace con el estómago vacío o mezclado con alcohol puede haber mareos, vómitos y baja de la presión. En estos casos es recomendable acostar a la persona con las piernas levantadas.

Al mezclarla con alcohol puede aumentar la probabilidad de sufrir lipotimias (síndrome que se presenta de manera repentina y efímera, caracterizado por la sensación de un inminente desmayo, vértigo, cansancio), palidez, dolor de cabeza, trastornos visuales, mala audición, sudoración excesiva, y ocasionalmente dolor estomacal y vómitos.

Si se consume con estimulantes puede tener ciertos efectos en el metabolismo y la tensión sanguínea.

Marihuana más alucinógenos podría derivar en una experiencia demasiado intensa.

HEROÍNA

Inyectarse heroína se parece más a una salida de lo cotidiano, un recreo de la vida. Es relajarse tanto, tantísimo, que puede llegar a dejar de respirar y morirse, advierte Vice.

La heroína presenta más riesgos que las demás drogas por la forma de consumirla. Dejarla baja el nivel de tolerancia, por lo que resulta ideal consumir dosis pequeñas al inyectarse después de mucho tiempo.

Al mezclarla con marihuana puede generar dependencia.

Publicación original acá.