Corre el minuto 75 del partido clasificatorio Chile-Uruguay en el Estadio Nacional. Alexis Sánchez recibe un pase de más de 20 metros de Marcelo “carepato” Díaz. Controla el balón y va directo hacia el arco de Fernando Muslera. En el trayecto, forcejea con las dos torres charrúas que custodian la portería. No logran derribarlo. El pequeño delantero clava de izquierda. Es el 3-1. El coliseo estalla.

Esa fue la escena que aconteció anoche, y que de alguna manera grafica el triunfazo de Chile ante el siempre difícil Uruguay en la duodécima fecha del camino a Rusia 2018.

Lo particular, lo que quedará guardado para los anales de la historia, fue el acierto fotográfico que muestra a un Alexis corriendo, golpeándose el pecho, dejando atrás, y en el suelo, a tres jugadores de la celeste.

Como era de esperar, la actuación del tocopillano, autor de dos de los tres goles del triunfo de la Roja, repercutió en todo el planeta, y fueron varios los medios que llenaron de loas al delantero del Arsenal.

“Alexis Sánchez fue un demonio rojo para los uruguayos”, reaccionó Mediotiempo.

“Alexis Sánchez se aferra al sueño mundialista”, dijo por su parte el medio madrileño Marca.

También desde España, Sport de Cataluña dijo que “Alexis y Bravo amargan la noche a Luis Suárez”.

En Inglaterra, en tanto Daily Mail de Inglaterra informó que “Sánchez se convierte en héroe tras marcar dos veces

Pero eso no fue todo, además de las reacciones en la prensa mundial, la FIFA eligió al ariete como el jugador de la fecha.

“El Niño Maravilla fue la figura de Chile al anotar dos de los tres goles ante Uruguay. El delantero de 27 años no marcaba con la Roja por eliminatorias desde hacía 13 meses y siete partidos, cuanto también anotó por duplicado ante Perú en octubre de 2015”, destaca el sitio web oficial del organismo.