bochorno

“Nadie dijo que podríamos tener problemas (…) Ni antes ni después de la comida. Ni siquiera las mujeres que estaban en la comida”, dijo Roberto Fantuzzi, presidente de Asexma, en conversaciones con Biobío por el episodio de la muñeca inflable.

Fantuzzi pidió disculpas a la presidenta y al ministro de Economía, diciendo que ellos no tenían nada que ver y que “seguro lo pillaron descolocado”.

El presidente de Asexma enfatizó en que el 60% de los empleados son mujeres y que desde ahora tendrán un triple cuidado en los detalles de la junta anual.

“Lo que a mí me daña es que uno hace un esfuerzo enorme para hacer una junta anual, con el objeto de buscar salidas a este país con dificultades, y se toman un punto que debió haber sido de dos minutos para hacer una destrucción total del evento y creo que eso no corresponde”, dijo.

El líder intentó bajarle el perfil al episodio de la muñeca, diciendo que él ha visto cosas mucho peores contra la mujer en la tv y la publicidad. Además agregó que dentro del comité creativo que ideó el regalo de la polémica, habrían al menos 4 mujeres.

El ingeniero le pasó la pelota a los candidatos presidenciales, diciendo que  “me den a mí como caja y ellos no hacen nada cuando es algo que debería formar parte de su quehacer (…) Ellos han gobernado, deben tener una posición sobre la mujer, pero sigue la discriminación”.