LUCIA HIRIART

“Primero, estoy sorprendida con las declaraciones de la señora Lucía que hemos conocido hoy día, y no le creo. Sin la firma de ella no se vende ningún inmueble”, disparó la ministra de Bienes Nacionales, Nivia Palma.

Los dichos de la ministra ocurren tras darse a conocer, a través de El Mercurio, las declaraciones que Lucía Hiriart entregó al ministro en visita Guillermo Barría, cuando la interrogó en el domicilio e La Dehesa el sábado 14 de diciembre. En la ocasión, expresó que las finanzas de CEMA-Chile no pasaban por su conocimiento y que no recuerda cuántos inmuebles había otorgado el Estado entre 1973 y 1990.

También, indicó esa vez que nunca solicitó los 50.000 dólares que la fundación le entregó mientras su esposo estaba en Londres, donde lo detuvieron por primera vez. Hiriart está acusada de malversación de fondos por una presunta apropiación indebida a raíz de la venta de bienes que la dictadura cedió a su fundación.

A raíz de lo anterior, la ministra Nivia Palma explicó que, por estatutos de la Fundación CEMA Chile, la presidenta de dicha entidad tiene un rol “fundamental”, y recordó las actas donde se demuestra que, mientras Pinochet estaba en Londres, Hiriart ordenó ordenó que un sinnúmero de inmuebles originalmente fiscales.