“Siempre planteamos la inexistencia de los hechos”, precisa el abogado defensor de Leonardo León, Ramón Sepúlveda. El profesional afirma que las acusaciones de C. no tienen sustento y que se originan en una especie de revancha de la menor por prohibiciones establecidas por su madre respecto de su comportamiento. (Ver reportaje)

¿Cómo se origina esta causa que deriva en que León sea acusado de abuso sexual?
Esta es una investigación de larga data que se inicia hace más de un año y medio con un juicio de familia donde se cuestiona la capacidad que tenían ambos padres para cuidar a C y también al hijo menor de Leonardo y Marisol. Pierden la tuición del niño y luego es recuperada por nosotros al desvirtuar los hechos que se imputaban respecto a supuestos actos vulneratorios en contra de este niño. En ese mismo tiempo, se oficia al Ministerio Público por parte del Juzgado de familia frente al relato que da C, la víctima de supuestos abusos, y se inicia una investigación bastante larga, donde siempre se persiguió la responsabilidad penal de Leonardo León.

¿Por qué estaba en juicio la tuición de los menores?
Lo que hizo Paulina –la tía materna- en este caso es presentar medidas de protección y el tribunal ante estos hechos, entrega el cuidado personal provisorio del niño y de C. Luego de un año de pelear en esa causa la tuición, logramos que el tribunal -por la no existencia de esos actos vulneratorios- le restituyera el cuidado personal de su hijo a Marisol. El niño tenía 9 años y la tía materna ganó la tuición de la víctima, que en este caso es su sobrina.

¿Qué ocurrió posteriormente?
Respecto del caso penal, se hacen todas las diligencias pertinentes, la declaración de la víctima, la pericia técnico penal que tiene que validar el testimonio, exámenes a la menor. Y siempre  nosotros, estando en contacto con la fiscalía, planteamos que acá hay una inexistencia del hecho, que los supuestos abusos sexuales nunca ocurrieron y que esto tendría como móvil de la menor el hecho de que ella ya no quería vivir con su madre porque ella le ponía reglas.

¿Qué reglas?
Por ejemplo, no pololear de manera tan evidente en su casa. El niño (hermano menor), le decía a su madre que su hermana tenía intimidad con su pololo estando él ahí y por lo tanto Marisol lo que hace es pedirle a la niña que no pololee con esta persona y que no lo haga de manera evidente. Echa al pololo de esta niña de la casa porque había un consumo de droga menor –marihuana-, y la niña entra en un conflicto con su madre. Y como ocurre en muchos casos, hace una denuncia de estos supuestos abusos sexuales que habrían ocurrido hace largo tiempo. Así logra que el tribunal de familia le entregue el cuidado personal provisorio a Paulina y ella logra irse de la casa. Nosotros creemos que el móvil de C. era no vivir más con su madre y la forma es hacer esta denuncia respecto de su padre Leonardo, que por cierto ya no vivía con ella.

¿Usted tiene conocimiento del informe del CAVAS que le da sustento al testimonio de C.?
Si, sé que el informe valida el testimonio y nosotros creemos que la validación que hace el testimonio tiene deficiencias formales de alta relevancia.

¿Como cuáles?
Cuando tú validas un testimonio, tienes que plantearte de manera clara cuáles son las hipótesis que llevan a una persona a declarar en falso. Por ejemplo, en este caso creemos que hay ganancia secundaria. Creemos que este  informe no toma en cuenta todos los elementos que pudo tener esta menor para hacer una declaración en falso a fin de poder lograr un objetivo. Además, en los distintos lugares que ella señala que habría sido abusada, siempre había otras personas, hermanos mayores. En un domicilio, incluso, vivían con el papá de Marisol, por lo tanto creemos que si se hubieran dado estos abusos tan evidentes –porque hay que entender que Marisol está acusada como coautora por facilitación, en el fondo por haber facilitado el hecho ilícito de León– efectivamente habían otras personas que se habrían percatado de que esto ocurría. Es muy difícil que en una casa donde hay tantas personas, como el padre y los otros hermanos mayores -Leonardo tiene otros hijos que son mayores que C-, no se hubiera visto cómo estos abusos se cometían. Según el relato que me entregan los padres, no había dónde Leonardo pudiese encerrarse para tener algún tipo de actividad sexual con su hija, porque eran lugares abiertos, piezas juntas y casas donde transitaban otras personas.

Sin embargo, ambos padres serán formalizados.
Se formaliza a estas dos personas y a Marisol como segunda imputada, sin que ella en ningún momento hubiera estado vinculada a la investigación, sin que nunca se le citara a declarar. Lo conversamos con la fiscal en su oportunidad: esta investigación era respecto a Leonardo León, la mamá no tenía nada que ver, y hoy día se le formaliza de una manera absolutamente arbitraria. Nunca se le pidió su versión, siendo la madre de la menor. Creemos que se le formaliza por rebote o por alcance. No tienen ningún sustento.

En el informe del CAVAS se descarta que tras esta denuncia exista una ganancia secundaria de la menor.
Claro, pero se descarta sin hacer una fundamentación. No se conoce el historial que existe respecto a la necesidad que tenía esta menor de hacer esta declaración en falso. O sea, cuando te planteas las distintas hipótesis por las que puede haber un relato, la perito tiene que analizar cada uno de los elementos que pudo llevar a esta menor a declarar en falso y creemos que eso no se hace. Se descarta de una manera formal, pero no se analiza el por qué ella podría haber declarado en falso.

Sobre el cómo y el dónde se habrían producido los abusos, en el informe del CAVAS C . describe los lugares y sitúa Quilpué, Santiago, unas vacaciones en una casa en Guanaqueros. Se incluye además el testimonio de su abuelo materno, que precisa que en una oportunidad entró en un departamento de Santiago, que la menor estaba durmiendo siesta con su padre y él lo vio un tanto agitado, pero no quiso profundizar su preocupación con la mamá por otros motivos.
Le quita aún más credibilidad, porque si el abuelo o una persona adulta efectivamente vio actos de connotación sexual, o bien vio actos que eran poco coherentes con la relación de un padre y su hijo…

Son actos que a él le parecen sospechosos. No dice ‘connotación sexual’, sino que lo vio un poco agitado.
Si tú ves que el papá está encerrado con su hija por largas horas y no se sabe lo que están haciendo, alguien pudo haberse dado cuenta de que esto estaba ocurriendo. Incluso, me comentas que el abuelo habría visto este hecho, y si se dio cuenta también debió haberlo comentado. O sea, hoy se formaliza a Marisol porque ella supuestamente sabía lo que ocurría…

Claro, pero la principal queja o denuncia de su hija, es que ella en muchas ocasiones le advirtió de estos encuentros…
Marisol desmiente absolutamente eso. Dice que en ningún momento vio algo extraño, y que, si lo hubiese visto, habría tomado cartas en el asunto. Ahora, ¿cómo un abuelo se percató de hechos sospechosos y lo guardó por tantos años? Creemos que esto es una historia construida por parte de C., pero también por la hermana y el padre de Marisol, que son dos personas que tienen un conflicto profundo con Leonardo León por temas políticos, entre otras cosas, y justamente se han ensañado con su persona. Es el típico caso de abuso sexual donde vamos a estar un año y más en investigación y donde efectivamente vamos a tener que llegar a un juicio oral, donde esperamos que se declare la inocencia de ellos.

Por qué usted dice que habría diferencias políticas profundas entre Leonardo León y su excuñada y su exsuegro.
Leonardo León siempre ha sido una persona muy de izquierda. Profesor de historia en la facultad de la Universidad de Chile, que tuvo participación política, que estuvo exiliado. El padre de Marisol es un exmilitar, estuvo involucrado en caso de derechos humanos y siempre han tenido un conflicto político. Él siempre estuvo en contra del matrimonio. Es una familia que está muy quebrada hace muchos años, entiendo que la hermana de Suecia no habla hace más de trece años con Marisol.

Ese es otro tema. La Fiscalía pidió el arraigo porque supuestamente ellos tenían planeado viajar a Suecia.
Marisol no habla hace trece años con su hermana, es otra situación inventada. Se plantea el arraigo señalando que ellos se querrían fugar a Suecia y Leonardo León presentó y solicitó que se fijara un plazo el Ministerio Público para la formalización hace aproximadamente seis meses. Es absolutamente una historia creada, ellos nunca pensaron viajar a Suecia.

¿Qué lo hace pensar a usted que una menor de edad, que ahora ya tiene 18 años, sería capaz de inventar con tanto detalle un historial de abuso de parte de sus padres?
Los padres de C. tienen una cantidad enorme de documentos que acreditan que la menor tenía problemas sicológicos. Ella contaba historias. Era fanática de cuentos como “Cincuenta Sombras de Grey” y tienen escritos de ella donde inventa historias de tipo amoroso, sexual. No te podría decir cuál es la desviación o la patología que puede tener que la llevó a sostener esta situación en el tiempo. No sabemos lo que pasó por su cabeza o por su mente para inventar una historia que genera tanto daño. Es importante entender que la estadística de 2012, solo un 27% de las causas por abuso sexual tuvieron condena en el sistema procesal chileno. Por lo tanto, no es la única. Yo te podría citar tres o cuatro casos donde mis clientes estuvieron presos o en prisión preventiva largo tiempo y que terminan siendo absueltos en juicio. Tengo casos donde hay menores que inventan una historia, particularmente un caso muy parecido donde la menor plantea que la mejor forma para irse de la casa, para poder pololear tranquila, era inventar que el padrastro abusaba sexualmente. Es común y hay casos iguales. Creo que aquí hay una historia creada que es validada por el CAVAS que tiene poca metodología. Los sicólogos que están a cargo de elaborar los informes de validación de testimonios no están suficientemente preparados ante el desafío que implica validar un testimonio que puede terminar con una persona presa.

El ir a juicio oral implica que los padres de C. van a ventilar asuntos privados de su hija para demostrar que ella, supuestamente, está inventando este relato.
Ellos están absolutamente destruidos por lo que se va a publicar, están destruidos por el proceso que se está siguiendo porque C. no deja de ser su hija y va a quedar como una menor con un relato inexistente. Pero ellos tienen un hijo menor y saben que se tienen que defender hasta último momento. Ellos tienen a N. que es el sostén emocional y se van a defender en el juicio oral en los términos que he señalado hoy como defensa. Están dispuestos a llegar a última instancia a fin de poder probar su inocencia. Lamentablemente en nuestro país, el sistema opera al revés: en algunos casos, no hay principio de inocencia. Cuando una persona es formalizada por los delitos de abuso sexual, habitualmente se presume su culpabilidad. Te cito a una jueza en esta misma causa que me dijo: A mí me da lo mismo si ellos son absueltos en juicio oral, para mí ellos son culpables desde ya. Cuando tienes jueces de familia que son capaces de sostener eso y que presumen la culpabilidad, estamos en un sistema que no entiende lo que es el principio de inocencia.