Chile quedó en zona de clasificación directa al Mundial de Rusia 2018 tras vencer anoche por 3-1 a Venezuela en el estadio Monumental con goles de Alexis Sánchez y Esteban Paredes. Pero la Roja aún debe jugar cuatro cotejos, dos de los cuales son en condición de visitante.

El 28 de agosto, cuando ya se haya jugado la Copa Confederaciones, Chile recibe en Santiago a Paraguay, que marcha octavo con 18 puntos y una diferencia de -8. En clasificatorias se han medido 16 veces con ocho victorias guaraníes, un empate y siete triunfos de la Roja. Como local, generalmente se impone Chile, pero hay antecedentes de reveses como el 0-3 de la era Bielsa.

El 5 de septiembre Chile debe viajar a La Paz para jugar con Bolivia. Los últimos dos duelos, tanto rumbo a Sudáfrica 2010 como Brasil 2014, fueron victorias por 2-0 de la Roja.

Luego, el 2 de octubre, viene Ecuador a jugar a Santiago. Aún cuando son partidos apretados, Chile los ha abrochado en las últimas clasificatorias. 2-0 en 2013 y 1-0 en 2009.

Para cerrar, hay que visitar a Brasil, que hoy marcha con 33 puntos ya clasificado.