Primero fue un asunto de forma y luego de fondo. El hecho es que este miércoles la Justicia desestimó; es decir, declaró inadmisible, la querella que acababa de presentar como persona natural el general director de Carabineros, Bruno Villalobos, en el marco del llamado Pacogate.

El magistrado del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago, Cristián Sánchez, encontró que el máximo jefe policial no podía figurar como víctima y además aparecer en calidad de interviniente en la indagatoria, cita La Tercera.

Este medio explica que no es Villalobos sino el abogado del CDE, Daniel Martorell, quien figura como representante de la institución y de las arcas que los oficiales implicados defraudaron.

Antes de que se resolviera la inadmisibilidad, el tribunal había solicitado corregir un error en el rol del escrito. No obstante, ahora de frentón se rechazó que Villalobos pueda hacerse parte del proceso.

El fraude en Carabineros, que según las últimas estimaciones superaría los 16 mil millones de pesos, es indagado por el Fiscal Regional de Magallanes Eugenio Campos.

Por esta indagatoria ya se han formalizado a 25 personas. De éstas, 20 se encuentran en prisión preventiva.

 

Este jueves es el aniversario de la institución policial y se espera una ceremonia bastante sobria, por el complicado momento que se atraviesa. De hecho, días atrás, el ministro del Interior, Mario Fernández, adelantó que vendrían reestructuraciones sin parangón,