La detención del Comandante Emilio, Raúl Escobar Poblete, en México ha traído diversas reacciones en el país. El exfrentista está acusado de ser uno de autores materiales del asesinato senador y principal ideólogo de la dictadura, Jaime Guzmán, en el frontis del Campus Oriente de la Universidad Católica en 1992.

El presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, este lunes sostuvo que la muerte del senador fue un “daño colateral” de la dictadura. Esto a raíz que el FPMR autónomo, que siguó operando tras la transición, decidió ajusticiarlo por su rol durante el régimen de Pinochet y en la elaboración de la Constitución de 1980.

En entrevista con Tele13 radio, el diputado y secretario general del PC, Lautaro Carmona, profundizó en el tema y aseguró que el PC nunca justificó el crimen.

“Jamás bajo ninguna condición el PC ha validado o le ha dado algún consentimiento a una acción que, por más móviles políticos que haya tenido, no tiene ninguna justificación. Y se tiene que asumir las consecuencias desde el punto de vista judicial”, argumentó.

Carmona agregó que “nunca el Partido Comunista justificó el asesinato de Jaime Guzmán, así sea que alguien lo reivindique como móvil político”, y sostuvo que existe evidencia al respecto: “Es la posición histórica, que está en los medios registrada, que ha tenido el Partido Comunista”.

“Desde ese punto de vista los trámites policiales y judiciales tienen que actuar como corresponde, en un tema que por lo demás, entiendo es de extrema sensibilidad para la familia”, finalizó.