De las cosas que llamaron la atención en la redes sociales este fin de semana en que se cortó la luz en gran parte de Santiago, tras una inédita nevazón, figuran dos comentarios de Pablo Cabrera, director de Enel.

Resulta ser que mientras miles de hogares permanecían sin electricidad, el ejecutivo se quejaba porque no le había llegado el diario y porque no tenía internet, servicio de TV y el teléfono le funcionaba a medias.

“¡Notable! Nevó y El Mercurio no llegó, ¿será por el cambio climático? De paso les cuento que La Tercera tampoco!”, escribió el día sábado, en tanto que el domingo se quejó: “Toda la tarde sin internet, no TV y teléfono a medias”.

Como era de esperar, Cabrera fue fustigado por sus comentarios, puesto que a esa misma hora que el quería leer el diario o navegar por internet, habían familias entera sin luz.