Con muchas complicaciones han estado vecinos de distintos sectores de la capital debido a que aún se encuentran sin luz tras las nevazones que comenzaron el sábado en la madrugada.

Muchos usuarios van a superar las 52 horas sin luz y la indignación se hace mayor ya que los llamados y denuncias en la web de Enel parecen no surtir efecto.

Otro de los elementos que indignan aún más a los vecinos es la falta de información por parte de la compañía y los cortes permanentes en distintos sectores, además de la suspensión del servicio en áreas a la que la electricidad ya había llegado.

Ejemplo de este malestar es la protesta que comenzó a las 21 horas por parte de los vecinos en la esquina de Holanda con Simón Bolivar en la comuna de Ñuñoa, quienes a través de un cacerolazo protestaron contra la inacción de la empresa.

Estas protestas se han dado además en comunas como Las Condes, Cerrillos, Puente Alto, La Florida y La Reina.