En medio de la atención de todos los chilenos por el duelo entre la Roja y Bolivia, en el Congreso, el ministro del Interior Mario Fernández, fue interpelado por la diputada RN Paulina Núñez, quien apuntó al jefe de gabinete por el retraso del Ejecutivo en enviar un nuevo proyecto de ley sobre migración.

La interpelación duró poco más de una hora y tras la intancia el ministro declaró, según consigna La Tercera. que “creo que ha servido para poner en relieve la importancia de las migraciones en Chile y la presentación de este proyecto”.

A continuación, el jefe de gabinete manifestó que “va a quedar claro con la discusión que vendrá en los próximos meses lo complejo que fue redactar este proyecto y disponer de un cuerpo jurídico que pueda cubrir un tiempo tan complejo”.

Consultado por las preguntas que le hicieron y los cuestionamientos que lanzó Núñez respecto de la honestidad de sus respuestas, el titular de Interior sostuvo que “no quiero de ningún modo referirme al lenguaje de ninguna persona. El país debe juzgar. Me tengo que adaptar al funcionamiento de las instituciones y una interpelación es eso: una parlamentaria pregunta y un ministro contesta”.

Al mismo tiempo el secretario de Estado añadió que “la inmigración no está fuera de control”, declarando además que le parece “injusto” que en una situación como esta se le reclame “no tener políticas inmediatas y de efectos inmediatos”.

Finalmente, Fernández aseguró que “Nadie va a fabricar un proyecto de ley en 15 días. Se sabía que estaba a punto de ser enviado el proyecto. Habían dos o tres temas que no había una definición como son la institucionalidad, o cómo afrontar financiariamente la apreciación de costos, pero no eran temas de solución rápida”.