Como un “fracaso del Estado” tildó el fiscal nacional, Jorge Abbott, lo resuelto este miércoles por el Tribunal Oral en Lo Penal de Temuco que absolvió a los 11 comuneros acusados del delito de incendio con resultado de muerte en el llamado caso Luchsinger-Mackay.

“Hay algún tipo de diligencias que no están contempladas particularmente (en la Ley Antiterrorista) , pero que sí curiosamente están respecto a los delitos contra la propiedad privada. La investigación pudo haber sido mejor si hubiéramos tenido esas herramientas para investigar”, manifestó el persecutor, quien dijo que la Ley Antiterrorista debe ser mejorada.

En esa línea, Abbott afirmó que “discrepamos con el tribunal de haber desechado el carácter de terrorista de la conducta, puesto que es inexplicable que un grupo de personas se reúnan a incendiar una casa donde hay personas dentro y permiten que mueran y no sea con el propósito de generar terror en el resto de la comunidad, simplemente que haya dolo de incendio, nos parece, un poco incomprensible”.

Abbott admitió además que “efectivamente hay procedimientos en los cuales se han cometido algunos errores y algunas insuficiencias”, pero que “en el caso particular que estamos viendo hay una investigación seria y que llevó a la convicción fiscales de la región (de La Araucanía) a presentar la acusación en contra de las personas que hoy día fueron absueltas”.

“Ahí creemos que hay un trabajo bastante serio por parte de la policía y los fiscales del Ministerio Público”, cerró.