El escritor estadounidense, Gay Talese, gurú del Nuevo Periodismo, habla con El País de diversos temas, entre éstos Trump, las redes sociales y los movimientos contra el acoso como el #MeToo. Sobre esto último, toda vez que en un principio defendió a Kevin Spacey, plantea lo siguiente:

“Me equivoqué con las palabras. Con Spacey no tenía ni idea de que eran tantos los casos de acoso ni entendí lo que realmente querían preguntarme; solo quise señalar que todos tenemos algo de qué avergonzarnos, incluso el Dalai Lama. Y con las mujeres, pues mire, yo de joven quería ser periodista de Deportes y no había mujeres dedicadas a ello, si llego a saber que en realidad me estaban preguntando si las odio, habría contestado que por supuesto que no. Pero el error voló por Internet y no hubo forma de pararlo”.

Consultado entonces si apoya o no el #MeToo, dice que “tengo esposa y dos hijas. Mi propia mujer sufrió un caso cuando era joven. No hay que tolerar a los depredadores, desde luego que no. Harvey Weinstein, Charlie Rose y Spacey lo son”.

Ahora, Talese alerta sobre las acusaciones al voleo. “Pero tampoco hay que dejar de tener cuidado; muchas denuncias se están solventando en televisión y en Internet; y se ha despedido a gente que no había hecho nada, a gente inocente sin darle posibilidad de defensa. Ahora, en una oficina, es fácil caer en problemas”.