Carabineros de Chile no para de generar noticias negativas luego que se diera a conocer la culpabilidad de dos uniformados quienes fueron declarados culpables del delito de torturas o apremios ilegítimos cometidos al interior de un calabozo en la Tercera Comisaría de Arica.

Fue el Tribunal Oral en lo Penal de Arica el que emitió la condena luego que Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) interpusiera hace dos años una querella para determinar quienes eran los responsables de las toturas cometidas el el día 30 de agosto de 2012.

Según cuenta una nota de El Dínamo, en esa fecha un carabinero llegó hasta la comisaría donde se encontraba una persona detenida a causa del robo de un vehículo de propiedad del uniformado.

La nota señala que el funcionario policial golpeó opr más de 15 minutos al detenido en el rostro, además de sacar un arma de fuego la que fue utilizada para golpear la cabeza de la víctima.

Al mismo tiempo era amenazado de muerte para inculparse del delito y la víctima fue presionado para tomar un arma blanca y que de esta forma quedaran sus huellas impregnadas, con el objetivo de generar una evidencia falsa en su contra.

De acuerdo a la nota, ninguno de los colegas del carabinero que estaban en la comisaría hizo nada para impedir los apremios ilegítimos y el hecho tampoco fue informado a los superiores.

Como si lo anterior no fuera poco, al otro día la víctima fue nuevamente golpeada debido a que se negó a lavarse su cara ensangrentada en los momentos en que iba a ser llevada al tribunal para el control de detención.

La sentencia para el carabinero se conocerá el miércoles 7 de marzo.