Según una investigación llevada a cabo por la Fiscalía, Carolina Leiva (34), más conocida como la Scarlett Johansson chilena, cometió una serie de ilícitos y estafas que se traducen en más de 3 mil millones de pesos.

Como publica La Cuarta, el Ministerio Público aseguró que la guapa mujer pedía millonarios créditos a diferentes bancos utilizando documentos truchos, presuntos depósitos a plazo e incluso liquidaciones de sueldos de 14 millones de pesos.

Por si esto fuera poco, también usaba un falso título de médico y ponía a la venta propiedades que jamás tuvo. Por su parte sacaba provecho de cuentas cerradas para obtener autos de lujo y costosas joyas.

Vale decir que el viernes pasado fue condenada a 5 años de presidio en juicio abreviado, y deberá pagar una pena en libertad vigilada.

Las autoridades apuntan a que la mujer ya se habría gastado todas las lucas, puesto que “ella vivía una vida con bastante ostentación y lujo”.

En su lujosa vida destacan una vivienda en Vitacura, autos ultra lujosos, joyas y asistencias a eventos de gente famosa.