En uno de los temas más candentes del día se han transformado las palabras del ministro de Educación, Gerardo Varela, quien reflejó su pensamiento sobre la educación pública a través de una polémica frase en una conferencia.

El secretario de Estado generó revuelo al referirse a la petición que distintos colegios le hacen con motivos de reparación de infraestructura, respondiendo que “es común escuchar grupos que protestan exigiendo que el Estado se haga cargo de problemas que son de todos nosotros. Todos los días recibo reclamos de gente que quiere que el Ministerio le arregle el techo de un colegio que tiene gotera, o una sala de clases que tiene el piso malo”.

En ese sentido, Varela lanzó: “y yo me pregunto, ¿y por qué no hacen un bingo? ¿Por qué desde Santiago tengo que ir a arreglar el techo de un gimnasio”.

“Son los riesgos del asistencialismo. La gente no se hace cargo de sus problemas, sino que quiere que el resto lo haga”, remató.

Esto generó criticas de todos los sectores, e incluso desde la derecha, a pesar de que el presidente Piñera respaldó al ministro desde México, asegurando que hay que concentrarse en el fondo y no en la forma de sus palabras.

En medio de toda esta batahola apareció Michelle Bachelet, quien sin nombrar ni a Piñera, ni los dichos del ministro Gerardo Varela, le contestó a su postura escribiendo sobre lo que según su visión necesita la educación pública.

“Lo que la educación pública necesita es que se le continúe devolviendo la dignidad que los niños y las niñas de Chile se merecen. Hoy recuerdo la cita de la gran profesora Gabriela Mistral: “en el progreso de un colegio, todos tenemos parte” escribió la exmandataria.