La coalición oficialista Chile Vamos dijo hoy que espera que el cardenal Ricardo Ezzati evalúe presidir la celebración del tedeum ecuménico, tras ser imputado como encubridor en casos de abusos sexuales a menores en los que se ha visto envuelta la Iglesia católica.

Así lo manifestaron hoy los representantes de los partidos de Gobierno, tras la tradicional reunión de coordinación política de los días viernes.

El portavoz del conglomerado, diputado Mario Desbordes, dijo a los periodistas que el cardenal Ezzati “lamentablemente ya no es un factor de unidad”.

“En lo personal espero que él evalúe bien si él es la persona que debe encabezar un acto que por lo demás es ecuménico”, aseveró Desbordes quien es también presidente de RN.

El legislador “lamentó” la situación que afecta a la Iglesia católica, calificándola como de “máxima gravedad”.

Sostuvo que ellos van a respaldar la decisión que tome el presidente Sebastián Piñera, quién podría restarse de asistir a esa tradicional cita si Ezzati insiste en presidirla, aunque hasta ahora nada es oficial.

El propio Piñera, al ser consultado por los periodistas en una gira por el sur durante esta semana, si el asistiría al Tedeum estando presidido por Ezzati, el mandatario respondió: “No me quiero anticipar a la decisión que tome el papa Francisco”.

Piñera hacía alusión a la posibilidad de que el papa acepte antes del Tedeum la renuncia que el arzobispo ya le presentó por su edad (75 años).

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Diputados, la socialista Maya Fernández, ya anunció que si Ezzati lidera la ceremonia, ella no irá “por respecto a las víctimas”.

“Si hay alguien que está formalizado, creo que no es el momento para que dirija un Tedeum ecuménico”, sentenció la parlamentaria.

Helmut Kramer, representante de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Chile, que también se refirió al tema, dijo a los periodistas que es destacable que La Moneda -sede del Ejecutivo- esté evaluando que el presidente Piñera se reste del Tedeum por la situación que afecta al arzobispo de Santiago.

El pasado 24 de julio, la Fiscalía de Rancagua citó a declarar a Ezzati como imputado por la presunta comisión de encubrimiento en casos de abusos sexuales en los que se ha visto envuelta la Iglesia católica.

Según un comunicado del Arzobispado de Santiago, “Ezzati fue citado por la Fiscalía Regional de Rancagua para declarar en calidad de imputado el próximo 21 de agosto por la eventual responsabilidad que podría caber en el delito de encubrimiento”.

La Iglesia publicó hoy una lista de 42 sacerdotes y un diácono condenados, por la Justicia civil o la canónica, por abusos sexuales a menores, en un ejercicio de transparencia dentro de los compromisos asumidos este viernes en el cierre de una asamblea extraordinaria de obispos.

La institución, presente en la nación austral desde 1540, vive desde hace algunos meses sumida en una profunda crisis por los casos de abusos sexuales cometidos por curas y sacerdotes, episodios que, en algunos casos, se remontan a varias décadas atrás.