El sábado pasado el ídolo de la U, Leonel Sánchez, sufrió un feo ninguneo en el Estadio Nacional, luego de que trabajadoras del recinto no lo reconocieran y no le permitieran el ingreso al recinto para ver el duelo entre la U y O’Higgins.

Según consigna La Cuarta, Sánchez manifestó que “a mí la U siempre me da carnés para entrar. Para mí y un acompañante, pues voy con mi yerno. Tengo los asientos 122 y 123”.

Agregó que “el problema es que los carnés que tenía estaban vencidos, porque el viernes había ido al entrenamiento y no me llevé los nuevos. Y en la puerta no estaba la Vanessa, que es la chiquilla que me conoce. Habían unas señoras de edad que no sé quién las puso ahí, por lo que empezaron los problemas”.

Al ser consultado por cómo se solucionó todo, explicó que “cuando la Vanessa me vio, me dijo que tenía un sobre con mis carnés nuevos, que los habían mandado de la ‘U’. Claro que nunca me los pedían, por eso me sorprendió lo que hicieron”.

“Me dio rabia, porque después empezaron a pedirme el carnet de identidad. Yo tengo como doces carnés, les trataba de explicar que voy hace muchos años al estadio porque me gusta, entonces no entendía la situación. ¿Quién pone esa gente ahí?”, lamentó.

“Pienso que tendrían que poner hombres ahí. Yo les decía que iba a hablar con Carlos Heller, pero no les importaba. Lo bueno de todo esto es que vi ganar a la U”, sentenció.