Ramiro Fernández Alonso, psicoesteta que cuida del pelo del seleccionador español Luis Enrique, entre otros, ensalza la cresta del chileno Arturo Vidal y describe su imagen como un “cráneo rapado en tres velocidades es decir, al cero de las orejas hasta la mitad de la cabeza, luego un corte al uno y rematado con una cresta jalonada con dos marcadas líneas a ambos lados”.

“Hacía varias temporadas que no veíamos a un jugador de la Liga Española luciendo cresta, un corte de cabello que consiste en rasurar ambos lados de la cabeza dejando una franja de pelo notablemente más larga en la zona craneal, un estilo llamado ‘mohawk’ o mohicano que se hizo común en las jóvenes subculturas punk en Estados Unidos a comienzo de la década de los años ochenta.

Hay que remontarse a 2011, con Mauricio Pochettino en el banquillo de Cornellá-El Prat, para recordar el pelo del delantero francés de origen congoleño, Thievy Guivane Bifouma, que vistió además de la camiseta del RCD Espanyol, la de la UD Almería y el Granada CF, y que se caracterizó por lucir siempre una cuidada y prominente cresta.

Es cierto que no ha sido el último futbolista que saltó a un terreno de juego de Primera División con ese llamativo peinado. Basta hacer un repaso rápido a la hemeroteca para ver imágenes de Cristiano Ronaldo, Neymar Jr o Antoine Griezmann con cortes de pelo ‘mohawk’ pero en todos esos casos fueron estilismos efímeros.

Este año vuelve la cresta a la Liga y lo hace además de la mano -mejor dicho, de la cabeza- de Artur Vidal, uno de los fichajes estrella del FC Barcelona. El futbolista chileno lleva tiempo cuidando un peinado tan característico de su figura como sus tatuajes.

Recientemente leí un reportaje en el que hablaba que su peluquero de confianza es Jota Master Barber, un compatriota chileno a quien llama cada vez que visita su país para que le corte el pelo.

De momento no hemos tenido aún ningún cliente que viniera demandando imitar el estilo de Artur Vidal pero no es de descartar que pronto empecemos a ver por las calles a jóvenes luciendo una estética ‘mohawk’ o mohicano.

A nadie se le escapa que los futbolistas son los nuevos líderes difusores del siglo XXI a quienes la juventud imita e idolatra. La moda es como un virus que se propaga por una minoría y termina por ser adoptado por la mayoría.

Es cierto que al referirnos a un corte tan transgresor y atrevido es probable que no acabe de calar entre muchos jóvenes aficionados al fútbol pero las formas y dibujos que se realizan sobre el cuero cabelludo con el mismo pelo generando una diferencia con la cantidad de cabello entre una zona y otra de la cabeza para así trazar formas está más de moda que nunca y Arturo Vidal es un buen ejemplo de ello.

Es difícil describir con exactitud el ‘look’ del chileno: cráneo rapado en tres velocidades, es decir, al cero de las orejas hasta la mitad de la cabeza, luego un corte al uno y rematado con una cresta jalonada con dos marcadas líneas a ambos lados.

Habrá que ver qué futbolistas marcan tendencia en la Liga Española este año. Hoy en día, gracias a las redes sociales, su impacto y difusión es mucho mayor. Sea como sea, sí podemos decir que la cresta ha vuelto a la Liga”.