Los análisis practicados al matrimonio chileno encarcelado en Perú por presunta trata de personas al intentar salir del país con dos bebés concebidos mediante un vientre de alquiler confirmaron que el hombre es el padre de los niños, anunció hoy el abogado de la pareja.

El letrado Fernando Silva, quien también defiende al director de la clínica peruana a la que los chilenos acudieron para llevar un proceso de maternidad subrogada, solicitó la inmediata liberación del matrimonio al demostrarse que el hombre es el padre biológico de los bebés.

“Agradecemos la rapidez del laboratorio que hizo los análisis. Era necesaria en este caso. Hay dos personas detenidas de manera injusta. El laboratorio nos ha informado que los resultados de la prueba ya están en camino a la Fiscalía”, comentó Silva.

Aunque el vientre de alquiler no tiene legislación en Perú, el abogado defendió la “completa legalidad” del procedimiento porque no existe ninguna prohibición para ello.

La Comisión de Acceso a la Justicia de Personas Vulnerables del Poder Judicial de Perú recordó que, ante nuevas pruebas, los jueces deben liberar de manera inmediata al matrimonio chileno “a fin de evitar o superar situaciones de injusticia”.

Los esposos chilenos Rosario Madueño y Jorge Tovar, de 46 y 48 años, respectivamente, permanecen por ahora en las prisiones de Ancón II y del Callao, respectivamente, donde fueron recluidos desde este lunes de manera preventiva por doce meses.

El delito de trata de persona conlleva una pena no menor de 25 años de cárcel, aunque en Perú la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

Los niños del matrimonio chileno están de momento bajo custodia de las autoridades peruanas y son atendidos en un Centro de Acogida Residencial del Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif).