Fotos por Óscar Morales Sánchez, @moralesinmoral

Tal vez el nombre Alexis Blefort no le suene familiar, pero este antofagastino pasó de ser paramédico en el norte de Chile, a convertirse en el primer actor porno gay nacional que ha trabajado con las productoras más grandes. Él se radicó en Inglaterra por amor y al terminar la relación que lo llevó a ese país, pudo dedicarse a lo que él llama su sueño de infancia. De regreso en Chile cuenta por primera vez su historia:

Alexis, ¿cómo un chileno se transforma en actor porno gay?
-Me fui por amor a Inglaterra. Conocí a un hombre en Antofagasta y a los seis meses me ofreció irme a vivir con él allá. Después de dos años, terminé con él y empecé en el mundo del porno.

¿Cuando estabas con él, no podías hacerlo?
-Siempre fue una opción, desde que era chico. Lo conversé con él también porque esto es lo que siempre he querido hacer. Al principio, me decía que sí y después, que no. Cuando terminamos, un amigo que es actor porno gay empezó a hacer su propia compañía y me invitaron. La primera vez que grabé fue con alguien conocido en la industria y poco después con Paddy O’Brian, que es uno de los más grandes. Eso me ayudó un montón. En menos de tres meses trabajé para una de las compañías más grandes que es Men.com

¿Por qué dices que era tu sueño de infancia?
-Porque desde que tenía 11 años veía programas porno en el tv cable. Los veía a escondidas a la 1am, casi sin volumen. Se me metió la idea en la cabeza y así fue por años.

Aparte de ser actor porno ¿Qué has hecho?
-Saqué mi título de paramédico, en Antofagasta. Trabajé en la Clínica Antofagasta antes de irme a Europa. En Inglaterra tuve diferentes trabajos, comencé pintando casas mientras estudiaba inglés en el Burnley College. Después, trabajé en restaurantes y bares, desde muy abajo. A los 23 años empecé en el porno, pero cuando empecé aún trabajaba para ellos, hasta que decidí dejarlo y dedicarme solo al trabajo sexual.

Muchos hombres tienen la fantasía de acostarse con un actor porno gay pero no saldrían con uno porque es mal visto ¿Qué piensas de eso?
-Que es 100 por ciento por celos. Lo que yo he aprendido es que mucha gente siente que por tener a alguien de pareja esa persona es completamente suya, porque es la idea con la que todos crecimos.

Como actor porno debes tener claro que el sexo no es lo mismo que amor ¿Qué es más importante para ti?
-Lo descubrí con mi última pareja, con quien incluso me iba a casar de lo enamorado que estaba. Yo empecé en el porno mientras estaba con él e incluso fue él en realidad quien me dio el empuje para decir que sí. Entonces, en la mayor parte de mi trayectoria en el porno yo estaba enamorado de alguien y así me fue muy fácil diferenciar ambas. Uno puede tener sexo con todo el mundo, como un trabajo cualquiera, pero hacer el amor con alguien con quien te sientes conectado es mucho mejor. A mí me gustaría tener una pareja estable e hijos. Ahora mismo estoy en una posición en donde por mi trabajo no puedo estar solo con una persona. Pero para mí el sexo y el amor son cosas completamente diferentes.

¿Cómo es el rodaje de una película porno?
-Actores porno gay como yo, cada vez que vamos a grabar una escena firmamos un contrato. Lo mínimo que he grabado son 45 minutos y lo máximo, 6 horas. Son varios procesos: primero te sacan fotos solo, después fotos juntos y al final viene la grabación. Yo creo que las fotos es lo que toma más tiempo. Lo minimo que me han pagado son como 260 mil pesos y lo máximo casi 600 mil pesos.

¿Cómo te preparas para una escena? ¿Se conocen antes?
-La compañía primero negocia contigo y ahí te dicen el nombre de la otra persona. Obviamente, uno lo busca en internet. Cuando llega el día lo conoces en vivo por primera vez. Es todo muy rápido. Yo he tenido la suerte que todos con los que he trabajado son súper simpáticos. Al principio me daba como nervio. Todos creen que los actores porno son creídos, pero no es así.

¿Qué mitos y verdades hay detrás del porno?
-En cuanto a mitos, no todos los actores son mala onda. Al contrario, la gente en la industria son todos un amor de personas. No todos son sementales como se piensa. Muchos ni siquiera pueden tener erecciones prolongadas y para eso deben tomar viagra o hasta incluso inyectarse un líquido en el pene para que tengan una erección. Muchos actores no disfrutan mucho lo que hacen, pero son muy buenos actores. Por ejemplo, los que son heterosexuales y hacen “gay for pay” (gay por un pago), porque la industria del porno gay es mucho mejor pagada que la heterosexual, para hombres. Finalmente, mucho de lo que se ve es falso, desde los gemidos hasta las eyaculaciones, a veces. Lo que sí es verdad es que sí es una carrera muy bien pagada.

Da la impresión que los estudios están haciendo cada vez más películas sin condones ¿Como los actores previenen tener infecciones de transmisión sexual?
-La mayoría de mis porno yo las he hecho con condón. He hecho tres sin condón y hay un proceso en donde uno se debe hacer todos los exámenes antes. Si eres trabajador sexual en Inglaterra el trámite es más rápido. Uno se hace el chequeo completo y te lo entregan al otro día o al rato. Luego debes presentar el comprobante de que estás limpio. En la compañía te exigen estar negativo con todo, sino se cancela el rodaje.

En unos meses debería masificarse el Prep en Chile, el que ayudaría a prevenir que más gente se infecte de VIH ¿Cómo ha sido tu experiencia con el Prep?
-Por mucho no quise tomar Prep, pero este año empecé. Fue la mejor decisión, ya que sentí que tengo una cosa menos de qué preocuparme. La mayoría de las otras enfermedades tienen solución. Hay efectos secundarios como mareo, dolor de estómago o diarrea, pero el cuerpo se acostumbra rápido. Yo creo que va a ser bueno para el país.

¿Tú familia cómo ha tomado tus opciones laborales?
-Mi familia ha sido súper relajada. De hecho, cuando le conté a mi mamá, me dijo: “Es tu vida, con tal de que tengas un plato de comida al frente tuyo y no le hagas mal a nadie”. Es así. Es una decisión propia que yo tomé. Nunca nadie me forzó a estar en esta industria. ¿Qué es lo que todos piensan?: “¡Ah! No tuviste plata y tuviste que hacerlo”. No, yo siempre quise hacerlo y lo hice. Ha sido bacán. Mi familia entiende eso. Todos saben cuál es mi trabajo.

¿En Chile has grabado algo?
-La industria sexual en Chile es súper denigrante. Por eso quiero crear una compañía porno aquí, donde sí pueda ser una carrera. Hay mucha gente que le gustaría hacerlo y me gustaría poder crearles el espacio. Porque yo tuve la oportunidad y ha sido algo que me cambió la vida.