“Bolsonaro quiere formar ‘bloque liberal’ en América Latina” es el titular de una nota del diario brasileño Jornal do Comércio.

Ahí explican que previo al resultado de las elecciones en su país, el candidato Jair Bolsonaro ya inició conversaciones con presidentes de países de América del Sur para crear una “alianza liberal”” si es elegido el próximo domingo 28.

El candidato se ha acercado a dirigentes sudamericanos de derecha como Mauricio Macri (Argentina), Sebastián Piñera (Chile) y Mario Abdo Benítez (Paraguay).

Según el medio brasileño la propuesta de Bolsonaro “es remodelar la actuación de Brasil con países de América del Sur” ya que el candidadto critica el modelo actual del Mercosur, argumentando que fue “desvirtuado por el PT”.

En un documento, el presidenciable habla en un “nuevo Itamaraty” y promete profundizar la integración con países de América Latina “que estén libres de dictaduras”.

“Los países que buscaban acercarse pero fueron preteridos (dejados fuera) por razones ideológicas tienen mucho que ofrecer a Brasil, en términos de comercio, ciencia, tecnología, innovación, educación y cultura”, dice el texto.

En la visión del candidato, Brasil necesita salir del modelo de acercamiento de países como Bolivia, Venezuela y Cuba, con gobiernos de izquierda y debe crear nuevos lazos en la región.

La idea, señala el medio citado, es aproximar la política exterior brasileña a países con política económica liberal y gobiernos con tendencia conservadora.

En la última semana, Bolsonaro habló por teléfono con Macri y con Benítez. Además del senador UDI José Durana y Jacqueline van Rysselberghe.

El medio señala que “los parlamentarios (chilenos) trajeron al candidato del PSL una invitación de Piñera para una visita a Chile tras las elecciones”.

El capitán reformado estuvo también con José Antonio Kast, del que según dice el medio brasileño es “conocido en su país por ser un admirador del dictador Augusto Pinochet (1915-2006)”.