Pasado el mediodía de este lunes, representantes de la comunidad científica y de investigación acudieron a La Moneda para entregar una carta dirigida a Sebastián Piñera, en la que manifiestan su preocupación por el recorte presupuestario anunciado por el Gobierno, que contempla una disminución de $32 mil millones para el 2019.

Investigación, cultura y salud: Los damnificados por el recorte presupuestario de Piñera

El plan de austeridad fiscal anunciado por el gobierno tiene en alerta a diversas plazas. Mientras el área de investigación científica y multidisciplinaria sufrirá una disminución de $32 mil millones en sus fondos, el mundo de las artes, que ya ha expresado su malestar por el recorte económico que afectará a instituciones culturales y museos, insiste en su inquietud: “La baja del 30% nos obliga a recortar programación y estructura hasta llegar a un estado similar al de ocho o nueve años atrás.

La misiva fue entregada por la representante de Red Investigadoras de Chile, Adriana Bastías, y por la directora de la Asociación de Investigadores en Artes y Humanidades de Chile, Carolina Gaínza, quien detalló que el documento “contiene, en primer lugar, que se considere un aumento en el presupuesto para investigación, lo cual es muy necesario para el futuro del Ministerio de Ciencia Tecnología, Conocimiento e Innovación (MinCTCI), y también el nombramiento del ministro o ministra, porque como no tenemos esa autoridad ahora, no podemos tener a alguien planteando y defendiendo el presupuesto que es requerido para desarrollar investigación en Chile”.

“Conycit (Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica) ya tenía un problema de financiamiento importante, lo cual, frente a la alta demanda por financiamiento para la investigación en distintas áreas -no solamente investigadores seniors, sino que investigaciones posdoctorales y doctorados- ya no alcanzaba para financiar eso, lo que empeoraría con el recorte”, añadió.


(Adriana Bastías y Carolina Gaínza)

En la misma línea, Gaínza sostuvo que de aprobarse el presupuesto planteado por el Gobierno, se va a perjudicar, por ejemplo, “la investigación en relación a los recursos naturales y cómo afecta el modelo extractivista a su explotación”.

Parte de esta crítica fue abordada por la académica durante la semana pasada, cuando en entrevista con este medio, afirmó que la baja presupuestaria “demuestra que no hay interés por parte del gobierno en invertir en investigación, ni en que las distintas organizaciones relacionadas a la materia puedan participar en ella a través del MinCTCI, que hasta el momento ni siquiera tiene alguien a su cabeza”.

En el mismo sentido, manifestó que la decisión del Ejecutivo, desde su punto de vista, es la “punta del iceberg de una postura mucho más compleja, ya que sin recursos apropiados en investigación, nuestro modelo productivo seguirá siendo extractivista y no estará basado en los conocimientos que se pueden generar en el país, donde hay mucho potencial”.

Cabe consignar que el proyecto presupuestario diseñado por el gobierno entró al Congreso el pasado 29 de septiembre de manos del ministro de Hacienda, Felipe Larraín. A la fecha, el Parlamento continúa estudiando su aplicabilidad, y se espera que durante esta semana comunique si lo aprueba íntegramente o recomienda modificar su contenido.