Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

2 de mayo de 2009

Guerra de abogados top en la U

Por

Por Alejandra Matus

Roberto Nahum, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile desde 2002, fue acusado en la wikiderecho de haberse apropiado de trabajos de una profesora para convertirse en profesor titular, requisito indispensable para haber competido en las elecciones por ese cargo. Académicos y estudiantes ahora piden una investigación sumaria para aclarar el supuesto fraude. ¿Usted creía que la política era sucia? Póngase al día y entérese de la poco académica disputa de poder en Pío Nono.

POR ALEJANDRA MATUS HTTP://ALEJANDRAMATUS.BLIGOO.COM • ILUSTRACIÓN: MAX BOCK

El sitio web de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile ardió por más de una semana. Bajo el banner titulado “El caso CEDI”, se difundió una carta de la profesora Lorena Donoso a los estudiantes, explicando su renuncia al cargo de directora del Centro de Estudios de Derecho Informático (CEDI). En la comunicación, Donoso hizo duras acusaciones al decano Roberto Nahum Achun. Entre ellas, haber falseado los datos para convertirse en profesor titular, lo que le permitió competir por el decanato en 2002; haber espiado a sus colegas recogiendo información de la basura, durante la campaña en que fue electo, y haber usado buena parte de los fondos del proyecto para promover la figura del Ombudsman en otra cosa.

En wikiderecho.cl se incluían, además, los argumentos del decano, representados en una columna del equipo editorial, y los comentarios de los alumnos a ambos textos. Sin embargo, el martes pasado, en momentos en que The Clinic requería las opiniones del presidente del centro de alumnos y las del propio decano sobre estos hechos, el banner se esfumó. No así la crisis.

Al cierre de esta edición, un grupo de siete prestigiosos académicos solicitaba al rector Víctor Pérez que realice un sumario que permita dilucidar la afirmación de que Nahum falseó los antecedentes con que ascendió a profesor titular. El documento está firmado por Fernando Atria, Davor Harasic, Enrique Barros, Jaime Irarrázaval, Julián López, Lucas Sierra y María Inés Horvitz y señala que la denuncia de Donoso es “la mera imputación de un hecho, pero este hecho, por su gravedad, debe ser aclarado… la comunidad de la Facultad de Derecho no puede aceptar que se mantenga en la indefinición”.

“Si los hechos son falsos, deberá declararse que se ha cometido una injuria en contra del decano”, afirmó la directora del Centro de Estudios de la Justicia, María Inés Horvitz, a The Clinic. “Pero si son verdaderos, significa que se ha cometido una infracción gravísima que se tiene que esclarecer y sancionar”.

EL CURRÍCULUM

Los profesores involucrados en las acusaciones contra Nahum, Lorena Donoso y su esposo, Carlos Reusser, declinaron hablar para este reportaje. Sin embargo, pudimos bajar las quemantes acusaciones de Donoso antes de que desaparecieran de la web.

En el documento dirigido a los estudiantes, Donoso relata que: “En mis primeros años de investigación hice mis trabajos a nombre del señor Nahum y estas investigaciones las exhibió como propias para alcanzar el nivel de profesor titular, ya que carecía absolutamente de ellas en su currículum, y sin ellas no podía ser titular”.

“Luego, como (yo) sabía llenar formularios y escribir en computador, el profesor Nahum me pidió que le preparara su currículum normalizado para que se presentara a la Comisión de Evaluación. Todavía tengo el chaleco que me regaló su señora en agradecimiento cuando lo nombraron titular”, agregó
Fuentes cercanas a Donoso revelaron, a condición de anonimato, que las investigaciones de autoría de esta profesora y que Nahum puso en su currículum son al menos dos: “Análisis de la Jurisprudencia de los Tribunales superiores de Justicia en materia de libertades constitucionales, desde 1980 al 2000, y su relación con la contingencia política del país”; y “Programa de estudios en Informática y Derecho”. En el currículum presentado por Nahum se señala, sobre el primero de los trabajos: “El objetivo central de la investigación es analizar el comportamiento de la Corte Suprema de Justicia en materia de libertades, a partir de la reinstauración de un sistema democrático en nuestro país. Este proyecto está en segundo año de ejecución. Este académico se desempeña como investigador responsable del proyecto”.

Respecto del segundo, se sostiene que: “(…) el proyecto importó una investigación acabada del estado de la docencia en Informática y Derecho, tanto a nivel nacional como internacional, que sirvió de base para el diseño de los nuevos cursos propuestos. Proyecto financiado a través del Fondo de Desarrollo Institucional del Ministerio de Educación, concurso 1998”.

Las fuentes señalan que Nahum no tuvo participación en estas investigaciones y que Donoso aceptó que él presentara los trabajos como propios porque los necesitaba para ser nombrado profesor titular y porque él argumentó que a ella, a pesar de haberlos realizado, “no le iban a servir, porque cuando los hizo todavía no tenía nombramiento como académica”.

El jefe del Departamento de Comunicaciones de la Facultad, el periodista Jorge Araos, ante el requerimiento de una entrevista con Nahum y respondiendo en su nombre, dijo que el decano fue “coautor de dos investigaciones” con Donoso. Pero en el currículum oficial del decano nada se dice respecto de esa coautoría.

María Inés Horvitz dijo a The Clinic que la carta de Donoso constituye la “confesión de una de las partes involucradas en un supuesto fraude a la Comisión Evaluadora, a través de un medio de difusión pública de la facultad, frente a la cual el decano no ha dado ninguna versión oficial. Esta es la peor acusación que se le pueda hacer a un académico y por eso pedimos al rector esclarecer los hechos”.

CAMPAÑA SUCIA

Otras de las sorprendentes revelaciones de Lorena Donoso, quien estuvo 21 años en la Facultad de Derecho y renunció con el rango de profesora asistente, se refieren a los métodos que usó Nahum para conseguir la preferencia de sus colegas en la campaña por el decanato.

“Efectivamente (junto a otro integrante del CEDI, Carlos Reusser) ayudamos a Nahum a ganar el decanato contra el profesor (Antonio) Bascuñán (…) Creímos en él, pues nos prometió una facultad con rostro humano, lo que claramente no se ha cumplido. También nos daba pena la forma como lo habían sacado del Decanato cuando luego de ser designado por el rector (en forma interina, en la crisis de 1997, por la postulación de Pablo Rodríguez Grez) los profesores habían exigido que se hicieran elecciones libres”, relató Donoso.

“Durante la campaña notamos ciertas malas prácticas de Roberto Nahum como, por ejemplo, que tenía gente que revisaba la basura de la Escuela para saber quién hacía o decía algo en favor de Bascuñán. De hecho, había recuperado una tarjeta del basurero del decano (Bascuñán) en que las secretarias del decanato lo felicitaban por su decisión de presentarse a candidato… Por eso, las trató bastante mal después de haber asumido. Lo mismo sucedió con Mónica Veloso, a quien degradó de su cargo por cometer la grave injuria de llorar (en) público porque Bascuñán había perdido”, escribió Donoso.
De acuerdo con la denuncia, Nahum incluso rescató del basurero una copia del padrón electoral, en que Bascuñan había hecho anotaciones de su puño y letra, “con los nombres de las personas que suponía adeptos”.

Según dijeron a The Clinic personas que participaron en la campaña de Nahum, fue el propio candidato quien mostró esas evidencias. “Las sacaba de un maletín y decía: ‘Miren lo que tengo aquí…’”, asegura una fuente. “El mismo se jactaba de haber obtenido ese material de la basura”.

Otro testigo reveló que Nahum tenía un listado de 15 ó 20 profesores que la anterior vicedecana, María Angélica Figueroa, pretendía poner en lista 1 o 2, lo que significaba su remoción inmediata o próxima. Él prometió a esos profesores que, si era electo decano, esas evaluaciones serían revisadas y así ocurrió. Una de las profesoras en esa lista era Lorena Donoso, a quien Nahum le entregó copia de la evaluación hecha por Figueroa poniéndola en lista 2, y otra, acogiendo su apelación y firmada por él, en que la subía a lista 3, “bueno”. “Así consiguió varios votos”, señala la fuente.

Nahum ganó las elecciones de 2002 contra el profesor Bascuñán por 6 votos.

Araos, en entrevista con The Clinic, dijo que el decano no respondería a este tipo de acusaciones, “pues no tienen sustento. Son tan burdas, qué se puede decir”.

EL OMBUDSMAN

La profesora Donoso relata que al acceder al decanato, Nahum designó a Carlos Reusser como su Jefe de Gabinete y que éste, decepcionado por las promesas incumplidas, a los tres meses volvió a su trabajo en el CEDI. En 2002, Reusser y Donoso le contaron al decano que estaban saliendo y planeaban casarse. Él, según Donoso, los felicitó y dijo que los “quería como hijos”.

En 2003, Donoso obtuvo la Beca Presidente de la República para estar 15 meses en España y escribir su tesis doctoral. Ese mismo año, consiguió que el gobierno adjudicara a la Facultad un proyecto para promover en Chile la figura del Ombudsman, por un monto de casi 135 millones de pesos. “Era un proyecto emblemático porque podría representar la creación de esta institución tan necesaria en un Estado de Derecho y entregaba recursos para mejorar los sueldos de los académicos participantes. Con la anuencia del Decano embarcamos a muchos profesores de la Escuela, como Claudia Schmidt, Paulina Veloso, Mario Ramírez, Tita Aranguiz, José Zalaquett y un muy largo etcétera que se puso a trabajar en el acto”, relató la profesora en su carta. “Sin embargo, al poco tiempo el Decano desconoció todos los acuerdos y destinó sólo una pequeña parte de los recursos al proyecto y todo lo demás lo guardó para la mítica Torre”. Se refiere a la construcción del Edificio de Los Presidentes, un nuevo edificio para la facultad que construyó e inauguró Nahum en noviembre de 2007.

De acuerdo con Donoso, Nahum consiguió su propósito porque uno de los responsables de supervigilar la ejecución del proyecto era Fuad Chain, entonces jefe de la Dirección de Organizaciones Sociales, quien logró titularse de abogado en ese mismo período con una tesis que dirigía Nahum y que corregía la propia Donoso.

El proyecto contemplaba la realización de encuestas, estudios comparados, encuentros con parlamentarios, visitas a regiones, congresos a los que se invitaría a los Ombudsman del mundo, entre numerosas actividades que, según fuentes consultadas, quedaron sin cumplir en un 90 por ciento.
“El producto final de este proyecto fueron unos papers ratones y el tipeo de un proyecto de ley orgánica que se le encargó a una secretaria y que, como era una copia del redactado por el Gobierno, quedó hasta con el nombre del entonces ministro Álvaro García al pie de firma y luego lo tuvieron que borrar”, señala la fuente.

Sobre este punto, el periodista Jorge Araos responde que las acusaciones son falsas y que el proyecto del Ombudsman “se ejecutó completamente”.

LA CAÍDA DE LOS REUSSER-DONOSO

La profesora Donoso afirma en el documento publicado por Wikiderecho que ella y su esposo, Carlos Reusser, con quien tuvo una hija, cayeron en desgracia ante la opinión del decano en 2004, cuando invitaron al profesor Bascuñán a integrarse al Comité Consultivo del CEDI, junto a otras 12 personas. “De hecho, me increpó personalmente por esto y se negó a asistir a la única reunión que pudimos convocar”, dijo Donoso en su carta.

Tampoco cayó bien al decano que los directores de los cinco centros que tiene la facultad pidieran ser incorporados al Consejo de Facultad para opinar. “No sólo se negó, sino que se nos tuvo ‘castigados’ al Director de Derecho Ambiental y a mí por un largo espacio de tiempo”, afirma la profesora en su misiva.
Una académica de la facultad revela, a condición de anonimato, que estar “castigado” significa que el decano no otorga audiencias a los amonestados, retrasa u obstaculiza sus proyectos, y los pela.

Según fuentes cercanas al matrimonio Donoso-Reusser, el decano los tenía presionados con la existencia de un supuesto dictamen de Contraloría interna que prohibiría las relaciones matrimoniales dentro de un mismo departamento. En diciembre del año pasado, Reusser escribió en su blog personal una ácida opinión sobre el programa de doctorado de la Facultad, cuestionando que Nahum presidiera la comisión de evaluación sin tener el grado de doctor. Según declaró el propio Reusser en su blog, el decano lo invitó a su oficina para insultarlo y para prohibirle que volviera a escribir sin su autorización.
Luego, a comienzos de este año, el CEDI redactó un proyecto para que la Facultad postulara a fondos de capacitación respecto de la nueva ley de transparencia y probidad. Sin embargo, el decanato no emitió la boleta de garantía a tiempo y el CEDI optó por no subir la postulación a Chilecompra.

La Facultad se perdió así un proyecto de 280 millones de pesos. Según fuentes cercanas a la profesora Donoso, eso motivó que el decano la insultara en un pasillo, ante numerosos testigos, reprochándole que no hubiera subido la propuesta, pues él tenía “modo de meter la boleta de garantía” fuera de plazo. Cuando Donoso le respondió que cómo pretendía hacer eso, en una ley que justamente trataba sobre probidad pública, el decano le habría enrostrado una conversación que tuvo Reusser con un profesor amigo, en facebook. Nahum “recitó” el contenido de aquel diálogo, a pesar de que no está en facebook, que no es “amigo” de Reusser en ese espacio y que la conversación fue de “muro a muro”. Es decir, privada.

Donoso renunció y Reusser quedó sin su contrato a honorarios una semana después.

Respecto de la salida del matrimonio, Jorge Araos afirma que como el decano pretendía prescindir de los servicios de Reusser y que Donoso, para evitarlo “quiso hacer un gallito con él, presentando su renuncia, y se encontró con la sorpresa de que el decano se la aceptó”.

Araos agregó que “el decano no va a entrar en peleas domésticas, pero es muy raro que ellos que le hicieron la campaña, ahora digan que es lo peor”.

Gabriel Boric, presidente del Centro de Alumnos de Derecho, dijo que “para nosotros, lo importante es que se separen los aspectos personales y se investiguen los hechos graves denunciados por la profesora Donoso”.

Respecto de la actuación del decano, Boric manifestó que “sentimos que se han concentrado muchos poderes en su persona, pero más allá de eso, lo que nos interesa es debatir sobre el papel público y el rol social que le corresponde a la facultad en la sociedad chilena”.

Jorge Araos afirma que hay grupos “interesados” en exagerar los problemas, para tener “banderas de lucha”. Sobre la posibilidad de un sumario, dijo que “lo veo poco probable, porque para eso las denuncias debieran tener cierto mérito. No se puede convertir cada crítica en un sumario. Nos taparíamos de ellos”.

Notas relacionadas