Marcial Maciel y Juan Pablo II; conversación y tacto.

POR NELSON CAMPAÑA
Buenas noches señores posteadores, mi nombre es Nelson, soy natural de Coquimbo, ciudad puerto, ubicada en la Cuarta Región. Me llama mucho la atención el extenso y acalorado debate, respecto al proyecto de la instalación de una estatua de 13,5 mts. en conmemoración del Papa Juan Pablo II, frente a la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, financiada por una universidad privada, llamada San Sebastián y auspiciada por la Municipalidad de Recoleta.

Tengo entendido, señores, y corríjanme si me equivoco, que este proyecto de la discordia, todavía debe someterse a la aprobación o rechazo por parte del Consejo de Monumentos Nacionales. Podría ser aprobado, modificado o rechazado, razones por lo que, no entiendo tanta discusión y debate sin sentido, incluso con fuertes palabras y descalificaciones de ambos lados en la contienda verbal.

Sepan todos ustedes, que en mi Coquimbo natal, apenas con un poco más de 200 mil habitantes, existe la Cruz del Tercer Milenio, católica, financiada en parte por el Vaticano y el mayor aporte de los vecinos de la ciudad puerto, obra monumental, visitada por miles y miles de chilenos y extranjeros.

A poco más de 2 kms. se ha construído una mezquita musulmana, financiada por el reino de Marruecos; y siendo Chile un país con una mayoría cristiana, nadie, absolutamente nadie, ha objetado la construcción de este templo musulmán.

Esto se llama señores, madurez cívica, de habitantes, de un sector de mi país, que sabe respetar las diferentes creencias y que ha demostrado una tolerancia a la diversidad a toda prueba.

Es más, se ha construído una villa de viviendas, en el sector La Cantera, llamada Villa Talinay, cuyas calles y pasajes llevan nombres de papas y cardenales de la iglesia católica, incluso algunos vivos, y nadie ha cuestionado absolutamente nada.

Este es un verdadero ejemplo, y perdónenme por el término, de algunas mentes torpes, retrógadas y sectarias de Santiago, ciudad capital de mí país, que llenan páginas y páginas en una discusión estéril, propia de países subdesarrollados y tercer mundistas. Estoy seguro que en Europa se ríen de los chilenitos que dejan sus comentarios, mal redactados, con múltiples faltas ortográficas y muchos de ellos, reñidos por la manera torpe, coprolálica y soez de escribir sandeces, para provocar y llamar la atención. No se olviden, que estos comentarios se leen en todo el mundo.

Ahora, me he enterado, como una forma de contraposición a la construcción de dicha estatua, aparece un grupo promoviendo la construcción de otra en homenaje al historiador inglés Charles Darwin, me parece excelente, en honor a la diversidad cultural y de pensamientos, ojalá presenten los proyectos pertinentes a los estamentos encargados de otorgar el visto bueno a esta iniciativa. Ven que se puede, en Chile, caben todas formas de culturas, pensamientos, filosofías e ideologías, pero señores, tratémonos con respeto, discutamos con valentía, con pasión, pero con respeto. Debatamos las ideas, con más y mejores, pero en ningún caso, con descalificaciones, seamos, de una vez por todas, una nación madura, educada, solidaria y respetuosa. Muchas gracias.