La sandía calada

Por Carlos Matamala

La sandía calada es una demostración previa que evita el engaño. Desgraciadamente, ésta buena práctica se ha ido perdiendo en los últimos tiempos aumentando el riesgo de resultados no deseados.
Aún es tiempo de solicitarles a los Candidatos Presidenciales actuales que expliciten los prerrequisitos básicos que los acreditan como postulantes idóneos a esta gran responsabilidad.
En términos sencillos podemos solicitarles que den respuesta a los siguientes considerandos:

1. Motivos de su postulación: ¿vocación de servicio público? ¿ambición personal?

2. Perfil para un cargo de liderazgo de alto nivel: ¿ha sido evaluado como idóneo para cargos de alta dirección? ¿supone que tiene las competencias requeridas?

3. Acceso a la candidatura: ¿elegido por organizaciones político-sociales? ¿auto-nominación legalizada con recolección mediática de firmas de apoyo?

4. Programa de gobierno: ¿recoge las opiniones de la ciudadanía y ha sido aterrizado (viabilidad técnica y factibilidad financiera) por expertos? ¿fue elaborado por conocedores de las materias?

5. Equipos Intersectoriales integrados por Expertos acreditados: ¿cuenta con un Equipo idóneo? ¿buscará los Profesionales después de salir elegido?

The Clinic Newsletter
Comentarios