Parroco de Melipilla pagaba a su pareja para le consiguiera niñitas

THE CLINIC PRESS
Ricardo Alberto Muñoz Quintero, de 54 años, es el cura encargado de la parroquia “Santa Teresa”, de Melipilla. O era, porque acaba de ser detenido, junto a su pareja, Pamela Ampuero, y debe comparecer hoy ante un tribunal de Garantía de esa ciudad. La fiscalía local lo presenta acusado de cometer abusos sexuales en contra de niñitas de 15 y 16 años, que su polola reclutaba.

“El sacerdote tiene alrededor de tres hijos: la madre de dos de ellos sería la persona que le facilitaría a las menores (Pamela Ampuero) y otro hijo habría sido con una de las niñas”, trató de resumir el fiscal del caso, Cristián Cáceres, en declaraciones a Radio Cooperativa. Según el instructor de la causa las afectadas podrían ser cinco en total.

De acuerdo a la versión que maneja la fiscalia, el cura pagaba entre 20.000 y 30.000 pesos a por las citas, que se realizaban en moteles de localidades vecinas y de Santiago. Para los desplazamientos el religioso utilizaba un automóvil perteneciente al Obispado de Melipilla.

El cura “reconoció” todo, luego de que se le encontró un computador lleno de fotos sexuales de menores, y en las que aparecen las dos niñas hasta ahora identificadas.

Comentarios