El gremialismo está hasta las huevas: Suman y siguen peleas entre la UDI y Piñera

THE CLINIC
Ilustración: Ajab
Ni en los peores escenarios la Alianza pensó tener este agitado y peleado inicio de gobierno. El tema es que los conflictos ya no sólo tienen que ver con cómo lo harán para solucionar los problemas que el terremoto trajo, sino que a 14 días de haber asumido, las primeras mochas al interior de la coalición -paradójicamente- están mucho más cerca de lo que precisamente los une: el poder.

El reclamo que se hace desde la UDI a Sebastián Piñera tiene que ver casi con la caballerosidad, con la palabra empeñada. Le achacan que una vez más no respetó los acuerdos a los que habían llegado antes de nominarlo como candidato presidencial del gremialismo. En ese tiempo -diciembre de 2008- según cuenta una fuente de la UDI, Sebastián Piñera prometió que respetaría la representatividad de los partidos a la hora de designar los cargos, cosa que claramente no cumplió.

GOBERNADORES

La elección de los gobernadores es quizá la causa mediata que hizo estallar esta primera pelea entre el actual oficialismo y el gremialismo. Dicen que fue la gota que rebasó el vaso. Un vaso que ya venía acumulando agua desde los nombramientos de ministros y subsecretarios, donde la UDI no quedó conforme con los nombres elegidos por Piñera.

-En la UDI sólo gustaron los nombramientos de Joaquín Lavín, Rodrigo Álvarez y Claudio Alvarado. Es cierto que en el gobierno hay mucha gente cercana a la UDI, pero son personas que no representan a los círculos de poder del partido. Son gente que no le va a hacer olitas a Piñera -cuenta una fuente que conoce la pelea desde dentro.

La misma fuente agrega que la culpa de eso, en parte, es de Juan Antonio Coloma, que otra vez más no negoció bien.

-Claramente se pasaron por la raja todo lo que Coloma había dicho. Había pedido ministerios políticos para personas específicas y le pusieron a Enna Von Baer y a Cristián Larroulet, que no son fieles representantes de la UDI, ni están dentro de los círculos de poder del partido. Lo mismo pasó con los gobernadores. En la Quinta Costa la UDI tiene dos de los tres diputados y a todos los alcaldes, pero el gobernador es de RN, porque vino la pataleta de la Lily Pérez y junto a ella Alberto Espina y Andrés Allamand, que tuvieron mucho más peso que Coloma -dice.

Sin embargo, el presidente de la UDI no se lleva todas las críticas. El mazo también le llega a Sebastián Piñera.

SIN AGENDA PROPIA

La suma de todas los pequeños desajustes entre el oficialismo y el gremialismo ha cristalizado en que la UDI se esté quedando sin agenda propia dentro del gobierno. A algunos esto le parece lógico, porque aseguran que el presidente debe gobernar con su gente, pero a otros les parece injusto porque fue la UDI quien aportó más votos para que Piñera saliera elegido.

-Piñera mató la agenda propia de la UDI y los diputados ni siquiera le pueden pasar la cuenta porque se ve feo que haya peleas en el primer año de gobierno. Están con las manos atadas y van a aparecer muchos diputados díscolos -agrega un ex UDI.

Esta lectura también es compartida por un alto dirigente de RN.

-Ellos buscan imponer su agenda propia, son duros para eso y Piñera está haciendo lo que puede, pero lo tironean para todos lados. Para cada nombramiento hay como cinco caminos que se atraviesan -cuenta.

Es por eso que en la UDI creen que el llamado a salvarlos es Joaquín Lavín. Y está cumpliendo con eso. En las últimas semanas ha sido el ministro más activo, y mientras los otros reclaman que les ha costado instalarse, él incluso aparece ya inaugurando escuelas, dando muestra de dinamismo. Tan esperanzados están que, incluso en su círculo más cercano, dicen que él mismo pidió ser ministro de Educación, porque es desde allí donde se pueden cambiar las cosas.

-Él ya no tiene nada que perder. Y, si le va bien y se luce, mucho que ganar -concluye un colaborador cercano.

Comentarios