El fiscal de la zona Centro-Norte de Santiago, Alejandro Sánchez, anunció a diversos medios de prensa que Miguel Piñera Echeñique será formalizado por el delito de conducción en estado de ebriedad con resultado de lesiones. Por lo tanto, en los próximos días el hermano del Presidente deberá presentarse a una audiencia judicial pública, para ser informado oficialmente del trámite de formalización.

Piñera se encuentra en este lío legal, luego de un accidente que protagonizó el 3 de octubre del año pasado, cuando se dirigía al concierto de Charly García en el Parque O’Higgins. Entonces -según testigos- no respetó un ceda el paso mientras manejaba su voluminoso todoterreno Hummer, chocando el Austin Mini de la joven María Fernanda Köning, para luego huir del sitio del suceso, dejando abandonada a la maltrecha conductora del vehículo menor. La fuga de Piñera no se detuvo hasta que pudo refugiarse en la Clínica Las Condes (de la que su hermano era accionista, entonces), donde se le practicó una irregular alcoholemia, realizada 13 horas después de ocurridos los hechos. Este cuestionado procedimiento llevó a que el actual ministro de Salud, Jaime Mañalich (entonces director de la exclusiva clínica), fuera interrogado en el transcurso de la investigación, para intentar dilucidar su actuación en el fallido examen.

Si Piñera acepta su culpabilidad en juicio abreviado, podría optar a una sanción menor, como la perdida de su licencia, además de tener que responsabilizarse de los daños y perjuicios. En caso de litigar, se arriesga a penas que van de los 541 días a tres años de presidio.